Regresaron los artistas romeriegos

TEGUCIGALPA.- Producto de una labor muy bien planificada durante meses y meses, la participación de un grupo de artistas hondureños y un tico, fue un éxito en las ya conocidísimas romerías de mayo en la ciudad de Holguín, Cuba.

adonai-navarro-250Y es que los artistas fundadores del Grupo Incubarte, Iván Fiallos y Gabriel Vallecillo se entregaron en cuerpo y alma a que la participación en este gran evento artístico pusiera muy en alto el nombre de Honduras, haciéndola de gestores, promotores, publicistas y asistiendo a cuanto evento pudieron hablándoles a todos de la participación e involucramiento en este evento.

Como siempre tuvieron todo tipo de dificultades, lo que es lógico, y se comenta de los problemas internos que como grupo tuvieron antes, durante y después del evento, además de los problemas técnicos y de organización que se encontraron en Holguín.

Han acumulado una gran experiencia que valdría la pena que los organizadores de romerías en Honduras los llamaran y se les diera la oportunidad de apoyar en el arte, romerías tan famosas como la del Festival del Maíz, la Feria Isidra en La Ceiba, el Festival de la Papa en Intibucá, las celebraciones de la Virgen de Suyapa el 3 de febrero en Tegucigalpa y tantos otros como la Feria Juniana en San Pedro Sula.

Aunque en esta última, la Feria Juniana, el CCS o Centro Cultural Sanpedrano hace una convocatoria a su tradicional «Salón Nacional de Arte» y hoy ya van por su XIX edición, enfocándose últimamente en el dibujo.

No sé si es por falta de recursos o planificación que este salón no se vuelve una gran fiesta del arte plástico, popular, contemporáneo y hasta los artesanos, involucrando otras disciplinas, y que se note que es parte de la Feria Juniana con gran promoción a nivel nacional e internacional y así como son los sampedranos, ¡creo que si se lo proponen, pueden!

Volviendo a los artistas romeriegos Fiallos y Vallecillo, reproduzco a continuación lo escrito por Esther Díaz Pérez en la revista Cultura Holguín «La mundialización del arte hondureño es la divisa de un grupo de aventureros en busca de un espacio donde enlazar tantas ansias de creación. A pesar de las dificultades que supone todo viaje hacia lo desconocido, Gabriel Vallecillo e Iván Fiallos, coordinadores de Incubarte, creen firmemente que soñar con las estrellas más altas, aunque sean fugaces no es una utopía.

Las incomprensiones humanas y el desdén de algunos ignorantes, no han mellado su resolución a manifestarle a los incrédulos que el arte es sustento espiritual de la humanidad».

Y en una entrevista al artista Vallecillo se le preguntó ¿cuál es el panorama en Honduras con respecto a los artistas? «La mayoría de los artistas son sus propios gestores. Ellos tienen que promocionarse solos y las condiciones son muy pobres. El arte es visto como un simple espectáculo, pues no se valora su poder educativo. No existe un periodismo cultural, por tanto los creadores asumimos varios roles para que haya una publicidad eficaz. Quienes comienzan tienen que auto financiarse en todo aspecto». 

A pesar de todo estos artistas hondureños desempeñaron un gran papel en las Romerías de Mayo, destacándose también y muy comentada la obra de Adonay Navarro.

Las Romerías de Mayo tuvieron sus orígenes a raíz de la fiesta católica del 3 de mayo, realzando sus orígenes paganos, Paganus de Pagus – campo, y las fiestas de mayo que se encuentran dentro de las más antiguas y populares de la humanidad.

ivan-fiallos-250Estaban vinculadas a las estaciones del año, especialmente a la transición del invierno  a la primavera y se insertaban en un calendario de culto a divinidades de la naturaleza y la fertilidad. Con el catolicismo se sincretizaron en una nueva fe.

Las romerías se emparentan con los estivales arbóreos de la Europa aria, quienes consideraban al árbol como depósito del fuego sagrado y vivienda de espíritus, que entre otros dones podían hacer llover.

La cruz misma es derivación de este árbol, asimilándola en el sentido ígneo, como la conjunción de maderos para hacer fuego.

Etimológicamente las voces cross, cruz, croix, croaz, krous proceden del sanscrito ak usos, o «luz del gran fuego» de allí que también los estivales druidas que se celebraban hasta el siglo XIX, eran las Fiestas del Fuego o de La Luz, así como ancestralmente se ce celebraban en India y por otras tantas culturas.

Cuando Holguín celebra su fiesta del arte joven, está encendiendo el fuego nuevo y hasta siembra árboles, como otrora el fraile que colocó la cruz en la parte más alta de esta ciudad, su árbol mayo, porque como reza el lema de este evento «No hay hoy sin ayer».

Hace 15 años, la Asociación Hermanos Saiz, de jóvenes artistas y promotores culturales, hizo de la intención religiosa una festividad popular, participativa de la música, el teatro, las artes plásticas, la poesía, y el audiovisual y de la escena en general, y de toda persona interesada en el debate de la tradición y la modernidad que se da hoy. (Fragmentos extraídos del internet, en comentarios acerca de estas romerías del arte).

Hasta la próxima y no se conformen con lo que les dicen, investiguen y vean más arte.
 
[email protected] 
www.rogersilvaperez.com
Artista, publicista, maestro en Artes Plásticas