Funes cree «irresponsable» acusar a México de matanza en Tamaulipas

LOS ÁNGELES, (EE.UU.).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo que sería «una irresponsabilidad» por su parte decir que el gobierno mexicano es el culpable de la matanza de Tamaulipas y del «maltrato» a los emigrantes.

Mauricio Funes
Mauricio Funes

Funes, de visita oficial en Los Ángeles (EE.UU.), hizo estas declaraciones un día después de anunciar la existencia de un tercer superviviente, de nacionalidad salvadoreña, de la masacre de 72 inmigrantes latinoamericanos perpetrado en esa localidad mexicana.

«Por razones de seguridad no podemos dar detalles del tercer superviviente», apuntó. «El gobierno ha tomado contacto con él; dónde está y quién es por razones de seguridad no lo podemos revelar», añadió.

Hasta ahora se tenía conocimiento de al menos dos supervivientes de la matanza: un ecuatoriano y un hondureño. El domingo Funes asistió a la ceremonia que se celebró en el aeropuerto internacional de El Salvador para recibir a los cadáveres de once compatriotas que fueron asesinados en el estado mexicano de Tamaulipas.

Funes descartó que su gobierno fuera a demandar al estado mexicano por la masacre.

«No estamos en esa línea», admitió Funes. «Más bien lo que hemos ofrecido es toda la colaboración necesaria, no sólo para el esclarecimiento de este horrendo crimen, sino también para garantizar unas condiciones de respeto a la integridad física y psicológica de nuestros emigrantes», agregó.

El mandatario salvadoreño recordó que su posición frente a los problemas migratorios es que existe «una responsabilidad compartida».

«No puedo responsabilizar, y sería irresponsable de mi parte, decir que el Estado mexicano es responsable del maltrato a nuestros compatriotas porque se les viola sus derechos. Es una situación que no nos gusta, pero también hay una responsabilidad del Estado salvadoreño», manifestó.

Funes declaró que la población «no tendría la necesidad» de abandonar El Salvador «si existieran suficientes empleos y las condiciones de bienestar» como para no obligar a los jóvenes a buscar mejores oportunidades en otros países.

También descartó exigir indemnizaciones a México para los familiares de las víctimas, responsabilidad que ha asumido su gobierno.

«Ayudamos a los familiares a que realicen todo el proceso que implica el traslado de los cuerpos hasta sus lugares de origen y los gastos fúnebres en que van a incurrir», explicó. EFE