Liquidados a balazos hallan a tres jóvenes

TEGUCIGALPA.- En un avanzado estado de descomposición, tres personas, entre ellas una mujer, fueron encontradas este lunes  liquidadas a balazos a orillas de la polvorienta calle que comunica con el sector conocido como Nueva Aldea.

Los tres muchachos estaban tirados en medio de una espesa maleza, lo que dificultaba que fueran vistos.
Los tres muchachos estaban tirados en medio de una espesa maleza, lo que dificultaba que fueran vistos.

Las víctimas respondían a los nombres de Edgar Antonio Zúniga Pavón (19), Rafael Leonardo Osorto Corrales (18) y Catherine Desire Bonilla Murillo (23), quienes presentaban múltiples impactos de bala.

El hallazgo se reportó hoy a las 10:00 de la mañana, por parte de varios residentes de la Nueva Aldea, quienes al pasar por la zona sintieron el olor nauseabundo que despedían los cadáveres.

Curiosos se asomaron a ver qué ocurría, llevándose tremendo susto al observar los tres cadáveres atados de pies y manos en completo estado de putrefacción, tirados boca abajo en medio de una espesa maleza.

Los asombrados lugareños alertaron inmediatamente a la Policía Nacional y en cuestión de minutos varios elementos se hicieron presentes a la zona, la cual fue acordonada para evitar que la escena fuera contaminada.

Posteriormente un equipo de agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y empleados de Medicina Forense, llegó al lugar y realizó el levantamiento de ley.

Edgar Antonio Zúniga Pavón.
Edgar Antonio Zúniga Pavón.

Los trabajadores del poder Judicial indicaron que los muchachos tenían más de 48 horas de haber sido liquidados y que en el lugar no había indicios hayan sido ultimados en ese sector, por lo que consideran que únicamente los fueron a tirar.

LOGRAN IDENTIFICARLOS

Al conocer la noticia, varias personas que tenían un familiar extraviado, se hicieron presentes al solitario lugar y lograron identificar a los fallecidos.

Los familiares de Rafael Leonardo Osorto Corrales y Edgar Antonio Zúniga Pavón, señalaron que ambos eran amigos y vecinos de la colonia Flor del Campo, donde ambos residían.

Relataron que la noche del viernes ambos salieron de sus casas con el propósito de ir a una fiesta que se realizaría en el club de oficiales de la Fuerza Aérea, según indicaron los dolientes.

Desde entonces no volvieron a saber de ellos, por lo que los buscaron en todas las postas policiales, hospitales y hasta en la morgue de Medicina Forense, pero no encontraron respuestas positivas.

Rafael Leonardo Osorto Corrales.
Rafael Leonardo Osorto Corrales.

La mañana de este lunes que se enteraron del hallazgo de los tres cadáveres, decidieron ir a investigar si se trataba de sus seres queridos y para su desgracia, su presentimiento era correcto.

Para entonces, la joven Catherine Desire Bonilla Murillo se encontraba aún como desconocida y su cuerpo fue trasladado a la morgue de Medicina Forense, junto al de los otros dos muchachos.

Aproximadamente a las 2:00 de la tarde, un grupo de personas se hizo presente a la morgue judicial, queriendo ver a la mujer fallecida, pues suponían que se trataba de Bonilla Murillo, donde constaron que sus sospechas eran ciertas.

Los dolientes señalaron que el viernes anterior la joven salió de su casa a las 6:00 de la tarde y dijo que iba a la pulpería a comprar unos pañales para su hija de un año y medio de edad, pero nunca regresó.

LAS HIPOTESIS

Catherine Desire Bonilla Murillo
Catherine Desire Bonilla Murillo

Los agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), declararon que se supone que los tres jóvenes fueron raptados entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

Luego fueron llevados a ese sector de la capital, donde los liquidaron a balazos, posiblemente en la paila de algún carro y luego los lanzaron al matorral donde fueron encontrados.

El comisario de policía, Daniel Molina, señaló que en el lugar donde fueron encontrados no había ninguna señal que indicara que fueron ultimados ahí, por lo que posiblemente fueron ajusticiados a unas cuadras del lugar.