Comisión del Valle de Sula aún sin cuantificar daños

LA LIMA, Cortés.- Cientos de metros de bordos dañados reporta la Comisión Ejecutiva para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CECIVS), luego de que los representantes  de esta entidad efectuaran hoy un recorrido para ver los daños hechos por la crecida de los ríos Ulúa y Chamelecón.

Los trabajos en el sector de La Lima, iniciaron este lunes.
Los trabajos en el sector de La Lima, iniciaron este lunes.

De acuerdo a Carlos Ramírez, director de la comisión, los daños efectuados en esta ocasión son los similares a la que generó la crecida del 28 de agosto anterior, donde se reportó un incremento en el caudal del río de 4.5 metros.

«Muchos de los trabajos de mitigación resistieron porque se efectuaron labores de mejoras en algunos sectores, sin embargo la crecida traía mucho sedimento, además de árboles y maleza entre otros», indicó el director.   

Las zonas más afectadas en esta ocasión fueron el sur de El Progreso, Finca 3 y Finca 16, donde las roturas de los bordos fueron nuevas, lo que de acuerdo a l funcionario le sorprende.

En lo que respecta a los trabajos de reparación de los bordos dañados, Ramírez manifestó que, tendrán que esperar a que el nivel de las aguas disminuya, esto en el caso del río Ulúa, el cual cuesta que baje su nivel, en lo que respecta los sectores inundados por el río Chamelecón, indicó los trabajos ya se iniciaron.

Explico que a través de Finca 3, se inundaron dos fincas más, generando pérdidas en los cultivos de caña de azúcar, palma africada y granos básicos.

Manifestó que con horas de anticipación, se les comunicado a través de los diferentes presidente de patronatos de cada sector, el peligro que corrían al estar cerca de los bordos, sin embargo muchas personas decidieron hacer caso omiso a esta alerta y se salieron a última hora, cuando el agua les llegaba al «cuello».

En lo que respecta las descargas que efectuó la represa hidroeléctrica “El Cajón» hoy, dijo que entiende la posición de las autoridades del Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) de efectuar esas descargas, por lo que aún están alerta ante cualquier inundación.

«De acuerdo a la última lectura que era de 4.45 metros, al llegar los cinco metros las descargas forzosamente se tendrían que reanudar, siempre y cuando sean controladas, ya que no queremos que se den más hechos lamentables», reiteró Ramírez.

En lo que respecta a los fondos de emergencia que el gobierno les daría, refirió no tener conocimiento, para lo cual buscarán el apoyo correspondiente.