Constituyente no existe en el vocabulario del gobierno

TEGUCIGALPA.- La designada y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén de Bográn, declaró tajantemente hoy que dentro de la agenda del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, no se contempla una convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

María Antonieta Guillén de Bográn: “No estamos con esa agenda”.
María Antonieta Guillén de Bográn: “No estamos con esa agenda”.

La funcionaria refirió que el gobierno se ceñirá al “Plan de Nación”, el cual no estipula una Constituyente, pues eso es algo que no se contempla en ese documento.

“En ningún momento estamos con esa agenda; dentro del Plan de Nación esa palabra (Constituyente), no existe”, enfatizó Guillén de Bográn, aunque el mismo Lobo Sosa ha dicho en diversas oportunidades que si el pueblo le exige que se instale una instancia de esa naturaleza, él propiciará el escenario.

Respecto a las exigencias de la Organización de Estados Americanos (OEA), para la reinserción de Honduras al organismo y su reconocimiento internacional, dijo que lo asumido por el Presidente Lobo Sosa es “un compromiso total de hacer lo que realmente estime correcto y consecuente con los mejores intereses del país y, sobre todo, con la forma de poder atender las necesidades de los más necesitados”.

La funcionaria consideró que las críticas a las medidas adoptadas a nivel internacional por el gobierno, es estar “polemizando sobre temas que, realmente, están ahí y que han estado”.

Así, añadió que de momento lo importante es ver qué es lo necesario y prioritario hacer para que el país salga adelante.

La ministra de la Presidencia indicó que el diálogo que ha propuesto Lobo Sosa es un proceso que incluye a todos los sectores, porque es el mismo que planteó en la campaña política y ahora, a través del “Plan de Nación”, el cual define como una de las prioridades, lograr un gran acuerdo nacional.

EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO

En torno a la carente ejecución presupuestaria por parte de la mayoría de los ministerios, apuntó que se deben separar los fondos nacionales y los externos.

Señaló que en el caso de los recursos externos, antes de su desembolso se deben cumplir varias condicionalidades, de forma que el proceso se toma algún tiempo.

En cuanto a los fondos nacionales, indicó que en el Poder Ejecutivo debe existir organización para acelerar los procesos y lograr la ejecución requerida.

Guillén de Bográn excusó la carente ejecución a la difícil situación política en la que asumió el poder el gobierno, ya que las condiciones no han sido las normales en virtud que el país se ha encontrado con las puertas cerradas.

Sin embargo, confió que “esperamos que para el último trimestre del año se logre compatibilizar la ejecución que debe ser realmente comprometida, y para que el otro año no exista ningún inconveniente de esta naturaleza”.