Alfredo Landaverde: Evidente filtración del crimen organizado en FAH

SAN PEDRO SULA.- El ex secretario de la Comisión de Lucha contra el Narcotráfico, Alfredo Landaverde, manifestó que a la mayor brevedad posible debe haber una fuerte sacudida dentro de la Fuerza Aérea, donde evidentemente hay infiltrado personal competente que trabaja para el crimen organizado.

Alfredo Landaverde
Alfredo Landaverde

Lo anterior al hacer alusión al robo de una avioneta de la base de la Fuerza Aérea Hondureña “Armando Escalón”, ubicada en La Lima, Cortés, lo cual considera una experiencia dramática, dolorosa y vergonzosa, que reitera una vez más que Honduras es uno de los países más corruptos del mundo.

El funcionario indicó que los organismos internacionales dedicados al combate al crimen organizado y narcotráfico, sin duda estarían enviando más cantidad de agentes a trabajar al territorio nacional que está cada vez más cerca de convertirse en un Estado fallido.

-¿Cómo analiza el robo de una avioneta de la base “Armando Escalón”?
Yo creo que si le sacamos el lado positivo a esta experiencia, dramática, dolorosa vergonzosa, es que para aquellos que todavía tienen duda, hasta adonde ha llegado el crimen organizado en Honduras, pues ojala se les quite la duda.
Informes hace tiempo están diciendo que México y Honduras son los dos países que están al borde de un abismo, pero hay gente que siempre dice: mientras no se metan conmigo, pues que siga la fiesta.

-¿El crimen organizado ha llegado a realizar situaciones insospechadas en Honduras?
El crimen organizado, para poner unos ejemplos sencillos de los últimos tiempos, hace menos de un año mató al jefe de la Lucha Anti Drogas, el general Julian Arístides González, lo mató a dos cuadras del Cuartel General de la Policía Nacional y a dos cuadras del retén que mantenía acordonada la Embajada de Brasil, eso pasó con un alto funcionario del Ministerio Público.

Después, el crimen organizado ha realizado operaciones que ya todos conocemos que han dañado ahora a las Fuerzas Armadas, ha demostrado que es vulnerable al igual que en el caso de la Fiscalía, pero además unos días antes del asesinato del general González, se capturó a nueve miembros de la Policía Nacional, entre agentes y oficiales, robando droga en La Mosquitia, que es un asunto que no se ha terminado de resolver, si fueron allá con orden superior o por su propia cuenta, claro, que lo único que da esperanza es que fueron capturados por las mismas autoridades, es decir, que en ese sentido, pues igual que en el caso del robo de la avioneta en la Fuerza Aérea, la operación de la fuerza de tarea conjunta “Policarpo Paz García”, horas después en La Mosquitia capturando una avioneta con muchos kilos de cocaína y capturando a dos pilotos colombianos y un hondureño, pues le dice a uno que no todo esta perdido, pero que hay infiltración, tenemos que aceptarlo, en la policía, en las Fuerzas Armadas y en la Fiscalía. En ese sentido, se necesita una sacudida fuerte en todos los organismos operativos en la Lucha Contra el Crimen Organizado.

-¿Todos esos eventos reiteran que Honduras es donde impera la corrupción?
Bueno, usted sabe que a nivel internacional hace ratos emitieron el juicio sobre Honduras, es uno de los países más corruptos del mundo y con un índice de criminalidad de los más altos del mundo, en el campo especialmente de homicidios y dentro de estos, los femicidios, de manera pues que el juicio ya está hecho y eso solo viene a reconfirmar lo que ya nos vienen diciendo, pero en Honduras hay muchos que todavía no creen en eso.

Se tendrá que hacer una reevaluación a todo el personal de la FAH para sacar las “manzanas podridas”.
Se tendrá que hacer una reevaluación a todo el personal de la FAH para sacar las “manzanas podridas”.

-¿Qué se vislumbra para Honduras, tomando en cuenta ese calificativo y que el crimen organizado sigue haciendo de las suyas?
Yo he trabajado en organismos internacionales de lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico especialmente y ahora no hay duda que a un país que ha llegado al nivel de Honduras, en vez de aislarlo, acorralarlo para que se acabe de hundir en el narcotráfico y se convierta en un Estado fallido como Haití, lo que hacen esas instituciones es aumentar la cantidad de agentes que vienen al país, esa es una cosa, entonces aquí ahora tenemos a la DEA como ustedes mismos han publicado en el periódico, en las últimas operaciones aparece la DEA, esa es una policía extranjera, no entran bajo ningún convenio aquí, pero ya se tuvo que aceptar que hay que trabajar con la DEA, con Colombia, México, con otros países como España, Taiwan, Israel, Corea, son los países que nos están apoyando con logística, inteligencia y operaciones, de manera que ellos están concientes del nivel de peligro para Honduras, estamos a la orilla de un abismo, como dijo una alta personalidad de Estados Unidos en una reunión hace poco en Tegucigalpa, Honduras y México están en el borde de un abismo, entonces ya no hay nada que desprestigiar.

-¿Así como sucede con las autoridades de las Fuerzas Armadas, que dicen que quieren desprestigiar la institución?
Me parece que la angustia, los nervios y la sorpresa ha hecho que el ministro de Defensa diga que quieren desprestigiar a las Fuerzas Armadas, los periodistas, los medios y los que opinamos sobre el tema, no, a mí también me duelen las Fuerzas Armadas, habemos quienes le debemos mucho a las Fuerzas Armadas, nuestros oficiales y soldados de generaciones pasadas dieron la cara por Honduras en conflictos de gravedad y han hecho muchas operaciones, el problema no son las instituciones son los hombres.

-¿Son fácilmente corrompibles?
Eso quiere decir que los aparatos adversarios que puede tener un Estado democrático tienen la capacidad y la inteligencia, para infiltrar y reclutar gente, tienen el dinero a manos llenas para comprar lo que tienen circunstancias débiles, con la moral baja o con conductas desviadas, etcétera, entonces en lugar de enojarnos por lo que la gente dice o por lo que los comentaristas decimos, que esto es grave, lo que tiene que hacer el Presidente de la República, que a la vez es el jefe de las Fuerzas Armadas, el fiscal general, la Corte Suprema, Tribunal Superior de Cuentas, la Policía, la DEI, etcétera, tengan un trabajo conjunto y fuerte para detectar la infiltración que siempre esta trabajada por la corrupción, en ese sentido, oficiales o agentes que tengan bienes de acuerdo a sus ingresos o que no corresponden a su familia, debe ser sospechoso y considerado un peligro en la institución, al igual que pasó en la policía, el oficial Mejía Vargas que cayó en La Mosquitia es una persona de una familia acomodada, entonces quiere decir que no sólo el hambre produce la venta, sino la debilidad moral, porque hay hombres pobres a los que también les han ofrecido dinero por liberar a alguien y ellos no aceptan y tal vez ganan seis mil o siete mil lempiras, entonces, creo que hay esperanza, porque la mayor parte de la gente es honrada en esos organismos operativos, son miles de personas y son unos pocos los corruptos, pero unos pocos bien situados hacen un daño inmenso.

-¿Debe haber una depuración total en las Fuerzas Armadas y la policía?
Honduras tiene que hacer una sacudida muy fuerte, en lugar de estar a la defensiva, acaba de ocurrir en Colombia, un país que viene luchando contra el crimen organizado por años, con una guerra sangrienta, de operaciones en todos los niveles, de terrorismo y todo, en Colombia ocurrió ahora mismo, donde el gobierno tomó la decisión de intervenir la Oficina Administradores de Bienes Incautados del crimen organizado, porque se descubrió que había corrupción, estaban alterando los datos de las haciendas, edificios, carros, aviones para beneficiar a los mismos criminales y aquí en Honduras a ocurrido eso, hace un tiempo salió que en la OABI se alquilaban los barcos decomisados a los mismos narcotraficantes, entonces yo creo que se necesita una gran sacudida en el Ministerio Público en la parte del crimen organizado, DLCN, OABI, la Policía de Fronteras y todas las unidades policiales.
Imagínese que hace poco llevaban secuestrado al empresario Alfredo Hernández y el capitán de esa operación era un agente anti secuestro de la Policía Nacional, no un ex agente, sino un agente en funciones y en el caso de la Fuerza Aérea, pues está claro todo, no se necesita ser un gran investigador para saber que adentro de la Fuerza Aérea hubo colaboración para robarse ese avión, entonces yo creo que hay que aceptar que el crimen organizado tiene inteligencia, estrategia, metodología, operaciones eficaces y personal competente que trabaja para ellos.