Reos “mudos” sobre la terrible masacre de penal sampedrano

SAN PEDRO SULA.- Luego que tres reos del centro penal sampedrano, fueran masacrados de varias heridas de arma blanca, cuando se encontraban en sus respectivas celdas, las autoridades policiales aún no tienen pistas del por qué y quiénes acabaron con su existencia.

Las autoridades policiales, aún no cuentan con pistas del por qué acabaron con la vida de tres reos, ya que los reclusos se niegan a dar información.

El pasado lunes, a las 7:00 de la mañana, otros presos informaron a las autoridades penitenciarias del nuevo y terrible baño de sangre, que continúa siendo un “misterio”.

En ese momento, las autoridades expresaron, que una hora antes había pasado la respectiva revisión, pero que todo se encontraba en relativo orden.

El vocero de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), Erick Peñalba, manifestó que los presos, están en un total hermetismo, por lo que se niegan a colaborar con la policía de investigación, para determinar el por qué y quiénes ultimaron a los tres reos.

Sin embargo, anunció que continuarán recabando información para tratar de esclarecer el triple crimen.

Ayer, Wilman Levi Vásquez, quien purgaba una condena por robo, fue encontrado sin vida en la litera donde dormía, presentando múltiples heridas en la cabeza, el tórax y los brazos.

Jesús María Ruiz Hernández, que desde hace varios años estaba recluido, por violencia intrafamiliar, se encontraba en las gradas frente al hogar número uno, también yacía muerto con varias heridas. Los criminales le dejaron un machete “hechizo” sobre el cuerpo, con el cual lo masacraron a filazos.

Erick Peñalba

Mientras que Juan Miguel Palma Paz, que estaba preso por asesinato y portación ilegal de armas, fue decapitado y lo encontraron en el baño de la celda 3-B. Las tres víctimas estaban completamente desnudas.

Tras conocer la noticia, efectivos de la Policía Penitenciaria y agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), inspeccionaron las celdas del recinto, para tratar de dar con los responsables del terrible crimen.

A pesar que constantemente se están haciendo operativos, para prevenir situaciones similares, las autoridades penitenciarias expresan, que los reclusos buscan la manera de fabricar sus armas, para su propia defensa.

Hace más de un año, tras una “riña” por razones que nunca se establecieron, tres reos perdieron la vida en similares condiciones y otros cinco resultaron heridos.

En ese entonces, los reclusos comenzaron a discutir, por lo que repentinamente sacaron machetes y comenzaron a atacarse.

Producto de las múltiples heridas, tres de ellos fallecieron al instante, mientras que otros resultaron gravemente heridos.

Las autoridades policiales manifestaron, que aunque trataron de evitar el baño de sangre, fue imposible, porque los presos estaban como “endemoniados” y fue difícil controlarlos.