Presidente Lobo Sosa advierte que no invertirá ni un cinco más en Toncontín

SAN PEDRO SULA.- En su llegada al velatorio de tres de las víctimas del fatal accidente aéreo, el pasado lunes en Las Mesitas, “Francisco Morazán”, el cual dejó a 14 familias dolientes, el Presidente Porfirio Lobo Sosa, reconoció la importancia de la construcción de un nuevo aeropuerto en Tegucigalpa, pero no invertirá ni un centavo más  en Toncontín.

Los restos del conocido empresario y dirigente deportivo, fueron sepultados hoy por la tarde en un cementerio de la ciudad.

La consternación, el dolor y la tristeza se veían reflejados en los rostros de los presentes, que consideraban a los fallecidos como personas ejemplares y dignas, a quienes la vida les hizo una mala jugada.

Lobo Sosa, quien se apersonó minutos antes de las 12:00 meridiano a la funeraria Jardines del Recuerdo, donde eran velados los restos de los empresarios Carlos Chahín, Julio Alvarenga y Sara Villacorta, mostró su solidaridad con familiares de las víctimas, expresando que harán las investigaciones necesarias para que se determinen las posibles causas del accidente.

Indicó que desde inicios de su gobierno instruyó para que se hicieran gestiones para reubicar el aeropuerto Toncontín hacia Palmerola en Comayagua, Comayagua, cuyos estudios los está realizando la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi), porque en esa pista solamente hace falta que se construya la terminal.

“Es necesario que la terminal se construya para trasladar el aeropuerto de Tegucigalpa a Comayagua, pues de esa manera se evitará otras posibles tragedias, pues no es la primera que ocurre, por lo que se está trabajando en la autopista con expertos extranjeros”, anunció Lobo Sosa.

Carlos Chahín

Agregó que es un proyecto que va para adelante y que se hará lo posible para que dentro de poco tiempo, el nuevo aeropuerto esté funcionando, ya que no invertirá ni un centavo en la terminal aérea de Toncontín.

“Es una necesidad de construir otro aeropuerto, por lo que hay una alianza entre el gobierno y la empresa privada para que se comience la construcción, pues en Tegucigalpa no invertiría ni cinco centavos más, pues es más seguro el aeropuerto de Palmerola”, reiteró.

El mandatario indicó que aunque no toque con frecuencia el tema de la reubicación de la terminal aérea, siempre lo ha tenido en cuenta, pues se dio otra tragedia en la que 14 personas perdieron la vida, pero las medidas de seguridad se tuvieron que tomar desde hace mucho tiempo.

“No soy llamarada de tusa, cuando digo algo lo cumplo, pero todo se hace con las medidas necesarias, porque está en juego la vida de seres humanos y se hará una excelente obra, aunque yo no lo inaugure, pero siempre se construirá por el bienestar de todos”.

Luego, el mandatario se dirigió a las diferentes salas velatorias, donde dio sus muestras de condolencias a los familiares de Chahín, Alvarenga, Villacorta e Israel Salinas.

El Presidente Porfirio Lobo Sosa, en el velatorio de tres de las víctimas del fatal accidente aéreo, dijo que es necesario que se construya un nuevo aeropuerto, pues no invertirá más en el de Tegucigalpa.

Parientes del reconocido empresario se mantuvieron al margen de los medios de comunicación, pues el dolor que los invade por la trágica muerte se hacía notar.

Muchos conocidos y amigos del fallecido, quien se destacó dentro del deporte y diferentes rubros de la industria, donde se ganó el respeto de muchas personas, quienes lo consideraban un hombre prospero y baluarte, ayer lloraban su pérdida irreparable.

Chahín, fue presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), titular de la Secretaría de Economía en la administración de Rafael Leonardo Callejas; también se destacó como dirigente deportivo.

Era accionista, junto a sus hermanos, de la reconocida Industria Chamer´s y de la franquicia de TGI Friday, entre otros negocios. Su pasión por el fútbol lo llevó a tener un amplio liderazgo, por lo que se desempeñó como presidente del Club Deportivo Real España por varios años.

Emprendió la construcción de la Zona Industrial de Procesamiento (ZIP) El Porvenir en El Progreso, Yoro, donde funcionan varias maquilas que generan empleo a muchas personas, por mencionar algunas de las empresas que con esfuerzo logró echar andar.

Los restos del infortunado fueron sepultados hoy por la tarde en un cementerio de la ciudad.