No me van a doblegar: Lobo Sosa

TEGUCIGALPA.- El Presidente, Porfirio Lobo Sosa aseguró este miércoles que nadie lo doblegará, en relación a las recientes destituciones de cuatro altos funcionarios de su Gabinete de gobierno.

Porfirio Lobo Sosa

“No me importa el precio que tenga que pagar, los cuestionamientos de los miembros de mi propio partido, por incluir representantes de otros partidos no me van a doblegar, solo mi Rosa lo hace”, sostuvo el Presidente.

Pese a que su partido le ha advertido que destituya a unos diez opositores que ocupan altos cargos en la administración pública, el presidente Porfirio Lobo dijo el miércoles que mantendrá su gobierno de integración en Honduras.

Las declaraciones de Lobo Sosa, fueron después de homenaje realizado este miércoles por la Universidad CEDEPU de Chile, con el otorgamiento de un doctorado “Honoris Causa”, por su apoyo a la no discriminación racial, tras el desarrollo de la Cumbre de Afrodescendientes, el pasado mes de agosto.

El evento desarrollado en Casa Presidencial, donde el Mandatario también consideró que este tipo de movimientos “son normales”.

«Los hondureños somos muy intolerantes y creemos que el que gana las elecciones debe hacer un gobierno sólo con los de su partido, pero mi gobierno será de unidad hasta el día que lo entregue en (enero de) 2014», añadió.

“Cumplo con lo mío, independientemente de quien sean amigos, pues en la campaña dije que iba a hacer un gobierno de integración y mi gobierno va a ser de integración y reconciliación hasta el último día, es decir que aunque algunos anden gritando por ahí, mantendré mi posición”, apuntó.

Para el Mandatario el nuevo presidente puede “volver a lo que es usual” y marcar discriminaciones por razones políticas, pero esa “no va a ser su tónica”.

“Que sigan gritando pero si le advierto a todos que no voy jamás a ceder, hasta el último día va a ser un Gobierno de integración”, puntualizó.

Diferentes sectores de Honduras se han mantenido sorprendidos por la decisión de separar al ministro de Seguridad, Oscar Álvarez, sin embargo el Mandatario considera que “hará todos los ajustes necesarios”.

En relación a la recientemente aprobada Ley de Seguridad, más conocida como el “Tasón”, recordó que “ningún secretario de Estado puede introducir una ley si no lo ha hecho por instrucción del Presidente”. Lobo asumió en enero de 2009 para una gestión de cuatro años.

Sus declaraciones se producen luego que en la víspera el ex presidente Rafael Leonardo Callejas (1990-1994), también del Partido Nacional, declaró que los correligionarios no están de acuerdo con el pacto de unidad y que «ya es momento que él (Lobo) empiece a analizar eso para finales de año».

Callejas afirmó que Lobo debe deshacerse de sus colaboradores que pertenecen a otras instituciones políticas. Similares afirmaciones ha hecho en público el alcalde de Tegucigalpa y presidente del tradicional Partido Nacional, Ricardo Álvarez.

Lobo, que asumió tras la defenestración del ex presidente Manuel Zelaya en junio de 2009, integró a su «gobierno de integración y reconciliación nacional» a los opositores César Ham, del izquierdista Partido Unificación Democrática, como ministro de la Reforma Agraria; a Bernard Martínez, del socialdemócrata Partido Innovación, como ministro de Cultura, y a Jacobo Regalado, del Liberal, en la cartera de Agricultura.

Los ministros nombraron como colaboradores a gran cantidad de miembros de sus agrupaciones, lo que molestó a los simpatizantes de Lobo. La tradición en Honduras ha sido que el partido que triunfa en los comicios coloca en el gobierno sólo a sus seguidores y margina a los opositores.