Militares y policías tienen órdenes de disparar

TOCOA, Colón.- El contingente policial-militar “Xatruch II”, que resguarda la conflictiva zona del Bajo Aguán, será reforzado y con instrucciones para sus miembros de disparar a matar si son atacados, como ocurrió el fin de semana,  dijo el ministro de Defensa, Marlon Pascua.

El Bajón Aguán se ha convertido en una de las zonas más violentas desde que se levantó el movimiento campesino por la tenencia de la tierra.

“Las instrucciones son patrullar todo el sector en forma pacífica y respetando los derechos humanos de los pobladores, pero si son atacados por delincuentes, tienen que disparar para defenderse, sus vidas son primero”, expuso el funcionario.

Pascua hizo alusión al ataque que recibió el pasado viernes una patrulla en la zona y en el que murió un jefe policial y resultaron heridos tres militares. El ministro afirmó que se trató de una emboscada por delincuentes que operan en el sector y que están siendo buscados por la justicia, relató al programa 30-30, conducido por Edgardo Melgar.

Agregó que en la escena del crimen se encontraron casquillos de grueso calibre y hasta esquirlas de granada, por lo que todo apunta a que el plan era matar todo el convoy militar-policial que patrullaba tranquilamente en las inmediaciones de una finca denominada “La Consentida”.

El ministro lamentó que el ataque se produjera justamente cuando ya el Congreso estableció un decreto para la compra y venta de las tierras en disputa en el Bajo Aguán y que ha dado origen a la violencia en la zona en la que ya murieron 40 personas en lo que va del año.

Explicó que la presencia del contingente “Xatruch II” tiene el fin de asegurar la tranquilad entre la población, ya que la inteligencia militar tiene información de que en el sector operan bandas del narcotráfico y crimen organizado, generando el caos y la confusión.

Con el ataque a la patrulla, el ministro afirmó que “la intención de estas bandas es que “no lleguemos al sector, que las patrullas no hagan su trabajo pero no nos vamos a detener, los vamos a capturar y ponerlos a la orden de los tribunales para que les caiga todo el peso de la ley”.

“Vamos a reforzar el operativo con nuevas instrucciones y si son atacados tienen que responder, porque se tienen que defender, no dejaremos que maten más elementos, aunque abogamos siempre por la paz y el respeto a los derechos humanos”, expuso el ministro.

El ministro descartó que detrás del ataque a la patrulla estén los campesinos que reclaman la tenencia de las tierras pero aseguró que podrían estar siendo utilizados por grupos del crimen organizado y con fines ideológicos.

“Ya no podemos seguir tolerando este caos en el Bajo Aguán. El operativo Xatruch sigue por tiempo indefinido y si es posible se va a reformar de policías y militares. Con esta crisis todos perdemos, no podemos seguir perdiendo vidas valiosas”.