Imparable fuga de azúcar hacia México y Guatemala

TEGUCIGALPA.- Denuncias de desabastecimiento del café tostado en el mercado interno y ahora el contrabando de azúcar hacia Guatemala, podrían representar un trago amargo para los hondureños de no adoptarse medidas de prevención entre productores y gobierno.

La nueva zafra comenzará a finales en noviembre en el ingenio Tres Valles en la zona centro oriental del país.

Según las autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC), México está comprando toda la producción del grano dulce en la región, ya que la mayor parte de su cosecha la exportan hacia Estados Unidos en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito.

Adicionalmente, Guatemala se quedó completamente desabastecido luego que los mexicanos adquirieron su producción por la vía del contrabando, lo que incide en la fuga de la sacarosa hondureña hacia el país hermano donde se cotiza a mejor precio.

El ciclo 2010-2011 cerró en junio con una producción de nueve millones de quintales del grano blando y el ingreso de divisas por el orden de los 60 millones de dólares, considerando los buenos precios a nivel internacional.

La cuota mínima de exportación de azúcar en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para Honduras  incrementó a 15,530 toneladas métricas, que equivale a un 30 por ciento de la zafra total a nivel de los siete ingenios que operan en el país.

Honduras ha superado las metas de producción, excepto el ciclo anterior que fue similar a la cosecha (2009-2010) ante el impacto de las lluvias.

El titular de la SIC, Francisco Zelaya reconoció que enfrentan problemas para controlar la fuga del grano dulce hacia Guatemala. “México nos está creando un problema en Centroamérica, están pagando altos precios sin controlar las reglas de origen”, cuestionó.

Zelaya explicó que México puede exportar azúcar a Estados Unidos siempre y cuando se trate de producto originario. “No tienen ese control, Guatemala se quedó desabastecido precisamente por los precios que tienen en México”.

En Honduras se han adoptado algunas medidas para evitar que vaya afectar el abastecimiento en Honduras y que el producto nacional salga vía contrabando y provoque un desabastecimiento en el consumidor final.

Hace un mes él Consejo de Ministros de Economía de Centroamérica (Comieco) autorizó a Guatemala la importación de 50,000 toneladas de azúcar, bajo la condición de que ese producto no se vendiera en Honduras y en la región para no afectar a productores locales.

¿ALZAS DE PRECIOS?

“El riesgo que corremos en Honduras es vernos obligados a subirle el precio para evitar que la azúcar nuestra se vaya de Honduras, aumentando  el costo no tendría Guatemala que importar de Honduras”, argumentó Zelaya.

La posibilidad afectaría al consumidor hondureño, por lo que autoridades hondureñas esperan que la importación que se le autorizó a Guatemala, que finaliza en noviembre, sirva como paliativo y evite aumento de precios.

En cuanto a la vigilancia en las aduanas, Zelaya adelantó que el gobierno no otorgará ningún permiso de exportación, sino es bajo un acuerdo con la industria del ramo, porque ellos son los que manejan la existencia.

Zelaya indicó que esta semana se reunirá con personal de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) y la Policía para controlar el paso en los puntos ciegos.