Jefe de Estado Mayor Conjunto da bienvenida a tropas de EEUU

TEGUCIGALPA.– “Bienvenidos los soldados estadounidenses”, expresó esta noche el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general René Osorio Canales en respuesta a lo revelado por la precandidata republicana Michele Bachmann, de que para finales de este año, Honduras contará con más tropas estadounidenses que Irak.

Bachmann, habló durante una entrevista en la cadena de televisión CBS donde se refiere a la decisión del presidente Barack Obama de retirar la mayoría de las tropas estadounidenses en Irak para finales de este año

Bachmann, habló durante una entrevista en la cadena de televisión CBS donde se refiere a la decisión del presidente Barack Obama de retirar la mayoría de las tropas estadounidenses en Irak para finales de este año, diciendo que “una vez que el plan se ejecute, Estados Unidos tendrá más tropas en Honduras de las que permanecerán en Irak”.

“Sea bienvenido el apoyo norteamericano nos sentaremos en la mesa a dialogar y planificar la estrategia con el tipo de personal que viene para apoyar en operaciones y logística. Todo lo que sea apoyo de países cooperantes y amigos del exterior sean bienvenidos a nuestra querida patria”, agregó Osorio Canales.

“Para nosotros es de grata satisfacción el anuncio de estas tropas de Estados Unidos para efectuar operaciones en nuestro país, lógicamente debe coordinarse a través de las autoridades competentes, desconocemos los detalles”.

La política republicana insistió en que el retiro de las tropas estadounidenses que están en Irak es poco inteligente mientras el estado político continúe siendo tenso.

Arguyó que “si miramos a cada ocasión en la que hemos depuesto a un dictador, los Estados Unidos dejó siempre tropas en la zona para reforzar la frágil paz posterior”.

Según el plan divulgado por Obama el pasado viernes, unos 150 efectivos norteamericanos permanecerán en Irak luego de la retirada de diciembre.

Aproximadamente 550 miembros del ejército estadounidense se encuentran radicados en la base aérea Soto Cano en Honduras como parte de una operación conjunta con las fuerzas locales.