Empistolados amenazan con matar a 10 abogados

SAN PEDRO SULA.- En la oficina regional del Ministerio Público (MP), diez profesionales del Derecho han interpuesto denuncias de haber recibido amenazas a muerte por llevar casos sobre litigios y  usurpación de tierras, reveló la coordinadora, Marlen Banegas.

Marlen Banegas

Sobre la muerte de violenta de varios profesionales de las Ciencias Jurídicas y Sociales, dijo estar preocupada porque día con día sorprenden las noticias del fallecimiento de forma violenta de notables abogados que se desempeñaban en esta delicada función.

Señaló que muchas veces el usuario desconoce que el defensor privado, público y fiscal, únicamente atiende a intereses de otras personas y no particulares, defendiendo el debido proceso y sus derechos, ofrendando la vida al ejercer un trabajo como cualquier otro.

Indicó que se necesita la colaboración de la ciudadanía y también de los mismo abogados, ya que en la medida que se encuentren con alguna amenaza inminente, deben avocarse a la autoridad, para que al menos quede el registro del origen del motivo de muerte o móvil por el cual perdió la vida o por lo menos imponerles la medida de seguridad necesaria para poder evitar que más colegas sigan perdiendo la vida en circunstancias tan violentas.

“Hemos tomado las denuncias y desde luego esos casos son muy particulares, pero se han tomado las medidas, gracias a Dios no ha ocurrido ninguna situaciones que lamentar”.

Refirió que no se puede dar nombres, ni hechos y circunstancias sobre los denunciantes, a los cuales se les ha brindado algunas sugerencias y lineamientos de mecanismos de seguridad que pueden seguir y tomar, para efecto de evitar morir por parte de empistolados.

Indicó que la mayoría de afectados tienen que ver con casos de usurpación de tierras, siendo un tema conflictivo para dar con el autor directo de las amenazas porque se difumina en la medida en que interviene mucha gente, y difícilmente se puede dar con el paradero de los responsables.

Banegas lamentó que los abogados que han perdido la vida no comparecieron a las oficinas del MP para denunciar algún hecho de amenaza o peligro, ya que así se les pudo haber apoyado en el proceso de seguridad. (AEA).