Coalición pide al gobierno sanear instancias encargadas de dar seguridad

TEGUCIGALPA.– La Coalición Patriótica de Solidaridad pidió a través de un pronunciamiento, “sanear los vicios e ineficiencia de las instancias involucradas en la temática de la seguridad ciudadana y aplicación de la justicia, donde se permita reducir los niveles de impunidad que campe en el territorio nacional”.

La coalición exigió que se devolvuelva la tranquilidad a la ciudadanía.

El documento señala que a raíz de los últimos acontecimientos violentos y ante la crisis que enfrenta el país por las denuncias de corrupción y la ola de inseguridad, manifiestan que “es una realidad la meteórica escalada de la delincuencia y la criminalidad en el país, lo cual ha colocado a Honduras entre las naciones con mayores índices de violencia en el mundo, de acuerdo a estudios realizados por diferentes organismos internacionales, lo que ha ocasionando daños a la imagen del país, la vida, salud e integridad física y mental de las personas, así como a la propiedad pública y privada”.

Para la coalición en la actualidad existe una crisis institucional en las esferas relacionadas con los temas de seguridad, defensa ciudadana y aplicación de la justicia, la cual amenaza la paz y armonía, indispensables para el normal desenvolvimiento de las actividades que requiere el desarrollo de la nación.

La Coalición lamentó la muerte de todos los ciudadanos que han sido víctimas, especialmente los jóvenes y se solidarizaron con el dolor que su muerte causa en el seno de la patria y de sus honorables familias; particularmente con la lucha que ha iniciado la Rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

Los miembros de la coalición exigieron al gobierno “la voluntad política real, para enfrentar esta problemática generalizada en el país, la cual debe asumirse como una prioridad en su agenda, unificando estrategias para ejecutar acciones como parte de un plan que conlleve a sanear los vicios e ineficiencia de las instancias estatales”.

Finalmente pidieron que “cualquier medida presente o futura que se adopte, debe estar dirigida a proteger la seguridad de la persona humana y a devolver la confianza del pueblo en las instituciones que por mandato constitucional están obligadas a defenderlo”. (SEM).