Expolicía muerto participó en crimen del jefe de fiscales en Puerto Cortés

SAN PEDRO SULA.- Un ex policía ya fallecido y  un supuesto pandillero fue atribuido este jueves el crimen del fiscal Raúl Enrique Reyes Carbajal, quien fue acribillado el pasado 27 de mayo en la aldea Rio Nance, Choloma, Cortés.

Raúl Enrique Reyes

Según las investigaciones, el ex efectivo de la Sección de Análisis Preventivos, quien estaba asignado en Choloma, Walter Alexis Zepeda y un miembro de la pandilla “MS”, son los responsables de haber disparado contra el jefe de fiscales en Puerto Cortés, cuando éste se conducía en un turismo gris, con matrícula PCD9999, de esa ciudad hacía su residencia en San Pedro Sula.

Tras el reconocimiento de ley, los detectives comenzaron a realizar las indagaciones necesarias para tratar de resolver el caso; incluso llegó un equipo de agentes y fiscales de Tegucigalpa para apoyarlos.

Según uno de los agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), que trabaja en el caso, el equipo que viajó de la capital comenzó a hacer sus averiguaciones sin tomar en cuenta la opinión de los investigadores sampedranos, pues ellos ni siquiera sabían qué estaban haciendo.

El detective, cuyo nombre se omite por seguridad, manifestó que el 27 de mayo a eso de las 5:30 de la tarde les comunicaron, que había una persona muerta dentro de un vehículo en la aldea Rio Nance, pero cuando se dirigían al sitio, recibieron una llamada telefónica del fiscal que andaba de turno ese día, preguntándoles dónde se encontraban, por lo que respondieron que iban en camino hacia el levantamiento, sin saber que se trataba de un fiscal.

Fue entonces, que les manifestaron que se esperaran porque primero harían el cambio del siguiente turno, por lo que se regresaron.

Según las investigaciones, el expolicía Walter Alexis Zepeda, quien también fue acribillado, estaba vinculado en la muerte del fiscal.

Una vez que hicieron el cambio de las autoridades de la fiscalía, se presentaron otros reconocimientos de cadáveres en la ciudad, por lo que el caso de Puerto Cortés lo dejaron para varias  horas después.

El agente recordó que a las 11:30 de la noche que llegaron a la escena del crimen, por medio de un carné de identificación que portaba el ahora occiso, se percataron que se trataba de Reyes Carbajal, quien presentaba múltiples impactos de bala en diferentes partes del cuerpo, especialmente en la cabeza.

Sin embargo, al hacer las inspecciones, únicamente hallaron tres casquillos calibre desconocido, los cuales estaban aplastados, debido a que la escena no se cerró y los vehículos continuaron circulando cerca.

“Cuando llegamos, la escena estaba contaminada y no pudimos recoger todos los indicios, porque a pesar que el abogado presentaba múltiples disparos, solamente hallamos tres que presentaban aplastamiento; incluso, algunas personas nos dijeron que observaron a los niños usando de silbato los casquillos”, contó el agente.

A pesar de los pocos indicios que recogieron en la escena, las investigaciones siguieron, logrando determinar que Zepeda era uno de los participantes del crimen, así como un pandillero.

INVESTIGABA LATEROS

Autoridades policiales manejan como hipótesis fuerte las indagaciones que realizaba el abogado contra los lateros.

El detective manifestó que Reyes Carbajal estaba haciendo una exhaustiva investigación, en relación a las personas que se dedican al robo de combustible, por lo que esa sería una de causales más fuertes del por qué lo acribillaron.

“La Fiscalía del Medio Ambiente realizó un operativo para tratar de evitar que el robo de combustible se continuará dando en Puerto Cortés y desde ese entonces comenzaron los problemas para el fiscal, quien pretendía desmantelas a los “lateros”, comentó el policía.

Refirió que el equipo que supuestamente llegó para apoyarlo, se presentó a la Fiscalía en Puerto Cortés para hacer más indagaciones, pero nunca les presentó un informe.

“La investigaciones no han terminado, pero si hemos avanzado en el caso, pues estamos a la espera que la fiscalía gire la orden de captura en contra del pandillero de la MS, para poder detenerlo y de esa manera verificar si hay otras personas vinculadas en la muerte del fiscal”.

EX POLICIA MUERTO

El pasado 17 de junio, en una estación de combustibles, en el desvió que conduce a la aldea La Jutosa en Choloma, fue ultimado a balazos el ex policía Walter Alexis Zepeda, quien se conducía en un turismo color blanco.

En esa ocasión, el exefectivo, quien perteneció a la institución por aproximadamente cuatro años y que estaba acusado de homicidio simple en perjuicio de otro hombre, se encontraba en la gasolinera cuando aparecieron cuatro sujetos que cubrían sus rostros con pasamontañas y que portaban armas de grueso calibre.

Los “matones” se acercaron al automotor “sin placas” y comenzaron a disparar en reiteradas ocasiones.

Al ver que lo estaban atacando, Zepeda trató de salvar su vida, saliendo del automotor, pero los sujetos continuaron disparando, por lo que cayó abatido boca abajo, mientras que Mario Javier Miranda (50), resultó herido.

Producto de la balacera, el pequeño automotor quedó con la parte delantera perforada a plomazos.

Las balas también impactaron contra un “pick-up”  blanco que estaba cerca, el cual quedó con la llanta delantera de lado izquierdo destruida, al igual que con orificios en la puerta del lado del conductor, donde había rastros de sangre.

El sujeto presentaba múltiples balazos en diferentes partes del cuerpo, especialmente en el pecho, ya que producto de la “lluvia de balas”, la placa policial le quedó incrustada. Asimismo, portaba el arma de reglamento, la cual no pudo usar para defenderse.

Según el vocero de la DNIC, Oscar Aguilar, Zepeda había sido detenido el 5 de febrero de 2009, por el delito de homicidio en perjuicio de Edwin Alexander Vegas, pero autoridades de la fiscalía le dictaron medidas sustitutivas.

“El expolicía incumplió con ir a firmar, por lo que abandonó la institución, llevándose parte del equipo de trabajo, entre este la placa y el arma policial. Sin embargo el 19 de agosto de 2010, se libró orden de captura por evasión y por el delito que anteriormente se le acusaba”.

Reyes Carbajal fue acribillado por sujetos que se conducían en un turismo color negro, quienes le daban persecución por el bulevar del Norte, en el carril que conduce de Puerto Cortés a San Pedro Sula, en las cercanías de la aldea Rio Nance de Choloma.

Los criminales sin detener la marcha sacaron sus armas de fuego y comenzaron a disparar contra el jefe de fiscales, quien al ver que lo estaban atacando aceleró el vehículo, pero producto de varios balazos perdió el control del volante, por lo que se fue a estrellar contra un autobús de pasajeros.

En ese momento, los criminales se detuvieron y uno se bajó del carro y se acercó al vehículo del abogado para percatarse que estaba sin vida. (MV).