Obama tacha de “mala” ley migratoria de Alabama

WASHINGTON, EE.UU.- El presidente Barack Obama, estimó que la ley migratoria de Alabama, la más dura de Estados Unidos, es una «mala legislación» y es «equivocada», en declaraciones publicadas este jueves por el diario La Opinión.

Barack Obama

«Es una mala legislación. La idea es que tenemos a niños asustados de ir a las escuelas, porque sienten miedo de que su estatus migratorio va a llevar a detenciones (…) Es equivocada», señaló Obama en rueda de prensa con medios hispanos estadounidenses, reseñada por La Opinión.

«Ya estamos viendo el impacto en algunos distritos escolares y colegios, donde 20% ó 25% de los niños no está yendo a clases», dijo el mandatario, cuyo gobierno impugnó judicialmente la ley de Alabama, conocida como HB 56.

Dicha ley entró en vigencia el 28 septiembre, aunque luego de la demanda del gobierno y de organizaciones civiles una corte bloqueó algunos apartados, como el que obliga a escuelas públicas a verificar el estatuto migratorio de los alumnos y otra que exige a los inmigrantes portar una identificación.

Siguen vigentes otros apartados, como el que contempla que la policía pueda detener a inmigrantes sospechosos de ser indocumentados.

La ley «no armoniza con nuestros valores esenciales como país», dijo Obama.
Además de Alabama, el gobierno ha impugnado judicialmente leyes similares de Arizona y Carolina del Sur y estudia si lo hace en Utah, Indiana y Georgia.
En Estados Unidos viven unos 11 millones de indocumentados, la mayor parte de ellos hispanos.

Obama dijo que su gobierno se mantiene revisando la política de deportaciones de inmigrantes indocumentados, que han alcanzado cifras récord bajo su gobierno, para que se «ejecute de la forma más humana posible».

El gobierno afirma que se enfoca en deportar a las personas con antecedentes judiciales.
No obstante, el mandatario reconoció que el programa puede no estar «funcionando perfectamente», ante denuncias de organizaciones civiles de separaciones de familias.

«Tendremos que seguir poniendo presión en aquellos responsables de administrar el programa, para estar seguros de que los niños no son arrebatados de sus padres sin el debido proceso y la posibilidad de quedarse con sus niños», afirmó.

Obama llamó a los hispanos a salir masivamente a votar en las elecciones del 2012, cuando buscará ser reelecto, para mandar un «mensaje explícito de que necesitamos que se concrete una reforma migratoria».

Según encuestas, Obama sigue aventajando a sus potenciales rivales republicanos entre los votantes hispanos, pero su falta de motivación puede crearle un problema.

Los hispanos salieron a votar en cifras récord en 2008 y dos tercios lo hicieron por Obama.