Motorizados con uniforme policial despojan de su carro a un ciudadano

TEGUCIGALPA.- En medio de los operativos relámpagos, un ciudadano fue despojado de un vehículo marca Toyota Hilux 3.0 por parte de dos individuos que se transportaban en motocicleta y vestían uniforme policial.

Este es el vehículo de lujo que por poco se queda en manos de delincuentes.

Asimismo, portaban armas de fuego similares a las que usan los encargados de cuidar a la población. El acto delictivo ocurrió el pasado jueves a las 8:00 de la noche,  a inmediaciones de residencial Las Uvas, de Comayagüela.

El afectado manifestó que cuando pasaba en su carro de lujo a inmediaciones del aeropuerto Toncontín, notó que una patrulla policial iba atrás de él.

Sin embargo, continuó la marcha por el temor que ha invadido a los hondureños, donde no se sabe si los policías que requisan son honrados o por el contrario son delincuentes.

Los informantes revelaron que cuando la víctima iba por residencial Las Uvas, los patrulleros le hicieron señal de parada, la cual fue atendida.

TRAMA

Acto seguido, los uniformados le ordenaron que saliera del carro con las manos en la nuca, luego lo registraron y le pidieron los documentos del carro.

Después uno de ellos se introdujo al carro, supuestamente para revisar cualquier irregularidad, pero eso solamente era una trama robarse el automotor.

Segundos después llegaron al lugar otros dos motorizados vestidos de civil, quienes se acercaron a sus compinches con uniforme para ultimar detalles del robo.

Posteriormente, los malvivientes le dijeron que el automotor tenía reporte de robo, acto seguido lo encoñaron, manifestándole que era un asalto, pero antes ya le habían confiscado sus demás pertenencias.

Uno de los policías uniformados les dijo a los demás “maten a ese hijo de p…”, por lo que el joven al escuchar esa frase se lanzó a un zanjo, luego salió corriendo por una zacatera, hasta que logró salir a otra calle.

Los ladrones se llevaron el carro, pero a la altura de Lomas de Toncontín el vehículo se les bloqueó, lo abandonaron y horas después fue recuperado por la unidad de Robo y Hurto de vehículos de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).