Siete heridos de gravedad deja un terrible volcamiento de “bus” lleno de pasajeros

TELA, Atlántida.- Siete personas heridas de gravedad, fue el resultado del volcamiento de un autobús repleto de pasajeros, que se produjo ayer, en el sitio conocido como La Mulera, en la comunidad de “San Alejo” de esta jurisdicción.

Según autoridades de Tránsito, el accidente se produjo por el descuido del motorista, quien se dio a la fuga.

A las 8:00 de la mañana, los pasajeros de la unidad que se desplazaba de San Pedro Sula hacia La Ceiba, Atlántida, se llevaron tremendo susto, cuando la misma se salió de la carretera, volcándose aparatosamente sobre la maleza.

En el autobús matricula AAA2920, viajaban aproximadamente 20 personas que se dirigían hacía sus trabajos en La Ceiba.

Los pasajeros contaron, que a eso de las 6:30 de la mañana, el “bus” salió de la Gran Terminal de Transporte, pues a pesar de la lluvia, nunca se imaginaron que ocurriría un accidente.

En el trayecto, el conductor del vehículo, se detuvo en un restaurante, donde se bajaron para consumir algunos alimentos.

“En el restaurante estuvimos como 15 minutos, luego abordamos y todo parecía tranquilo, pero la lluvia no paraba y cada vez llovía más fuerte. Cuando veníamos cerca de San Alejo nos asustamos porque el atobús se salió de la carretera y todos comenzamos a gritar, al ver que iba de lado y cayó sobre el monte”, relató Zuly Luque (25), quien resultó con varios golpes.

Zuly Luque, una de las pasajeras del autobús, le dio gracias a Dios porque a pesar que resultó lesionada, está con vida.

Luque recordó que “no supe a que hora salí del “bus” por una de las ventanas para buscar auxilio y que me trasladaran al hospital, pues estaba nerviosa y en lo primero que pensé fue en solicitar la ayuda de alguien”.

La mujer, quien viajaba en los primeros asientos, manifestó que el conductor del autobús, tras el volcamiento, auxilio a su compañera de hogar y se dio a la fuga.

“El motorista, viajaba junto con su mujer y tras el accidente él salió del interior y auxilió a la muchacha y cuando estaban en la pavimentada, esperó unos minutos y cuando pasó otro carro lo abordaron”.

Varias unidades del Cuerpo de Bomberos y de la Cruz Roja, se desplazaron hasta ese sitio para auxiliar a las demás personas que estaban atrapadas dentro de la unidad, de las cuales siete resultaron lesionadas.

Los heridos, Esdras Antonio Andino (21), José Ponciano Cavier (23), Manuel Antonio Paz Díaz (25), Oscar Gómez López (54), Said Antonio Orellana Hernández (22), José David Miranda Dubón (26) y Luque, fueron trasladados al Hospital de Tela.

Debido a la gravedad de las lesiones que presentaban Cavier, Paz Díaz, Gómez López, Orellana Hernández y Miranda Dubón, fueron trasladados a centros asistenciales de El Progreso, Yoro y San Pedro Sula.

Según el informe de la policía de Tránsito, el accidente se produjo por descuido del conductor de la unidad de transporte, y que de acuerdo a los pasajeros, éste iba conversando con su esposa y no se percató de las consecuencias.

Varios de los heridos fueron trasladados a centros asistenciales de El Progreso y San Pedro Sula, debido a la gravedad de sus lesiones.

“La hipótesis que manejamos, es el descuido y el exceso de velocidad en el que se conducía el motorista del autobús, ya que según el relato de los pasajeros, éste iba acompañado de su mujer, quien lo iba alimentando, sin medir las consecuencias que podría traer, tomando en cuenta que el “bus” se volcó en un sitio donde no hay curvas”, dijo el jefe de Sección de Accidentes de Tránsito (SIAT), Manuel Galeano, agregando que esperan tener más información sobre el conductor con los encargados de la empresa de transporte.

Gómez López manifestó que “ese tipo de motorista, juegan con la vida de los pasajeros, porque no toman en cuenta las medidas de precaución y se distraen con cualquier cosa”.

Mientras que Andino, quien se dedica a la comercialización de varios productos, expresó que al momento del accidente iba dormido y se despertó al escuchar los gritos de las otras personas.

“No sé qué pasó, porque yo venía dormido y cuando escuché que gritaban me desperté, pero ya el vehículo se había salido de la carretera”. (MV).