Saquean carro repartidor de embutidos

TEGUCIGALPA.- Cinco individuos fuertemente armados asaltaron este sábado al conductor de un carro repartidor de embutidos “FUD”, mientras este se aprestaba a bajar parte del producto para entregárselo a los clientes.

Los delincuentes solo dejaron las cajas plásticas donde van depositados los embutidos.

El atraco ocurrió a las 7:00 de la mañana, aproximadamente, en el mercado zonal Belén de Comayagüela, donde los delincuentes sorprendieron al chofer de la unidad, a quien encañonaron, obligándolo a subirse al carro para trasladarse a otro sector de la ciudad y despojarlo del producto.

Para cometer el robo, los facinerosos utilizaron otro vehículo, el cual custodiaba el carro lleno de embutidos hacia el lugar que tenían destinado para bajar los alimentos. Los delincuentes se dirigieron hacia el barrio Bellavista, exactamente atrás del edificio donde funciona el Instituto Jesús Aguilar Paz.

Los asaltantes bajaron el producto del carro asaltado y lo trasladaron al vehículo que ellos andaban con anterioridad.

A LA VISTA DE TODOS

La acción fue realizada en presencia de las personas que pasaban por el lugar, sin importarles que los observaran.

Cuando terminaron de trasladar las cajas de embutidos, los individuos obligaron al conductor a introducirse en la parte de atrás del vehículo saqueado, el que se mantiene a bajas temperaturas para mantener el producto en buen estado.

Antes de partir, los asaltantes le colocaron el candado por fuera para asegurarse que nos lo denunciara ante las autoridades.

Los elementos de la Unidad de Robos de la DNIC levantaron el informe sobre el asalto, para continuara con la investigación.

Para muchos es curioso que los malvivientes realizaran toda la operación para  descargar el producto robado en un lugar muy transitado, por lo que presumen que los delincuentes vendieron parte de los embutidos en negocios no muy lejanos de la zona.

FRÍO

Cuando el motorista calculó que los facinerosos se habían ido, comenzó a gritar, pidiendo auxilio porque el frío era insoportable.

Varias personas que pasaban por el lugar escucharon el llamado de auxilio, por lo que procedieron a llamar a la Policía de Investigación, quienes de inmediato desplazaron una patrulla, pero los agentes solamente se limitaron a levantar el informe respectivo, porque los delincuentes ya se habían marchado.

Algunos testigos del mercado zonal Belén relataron que no es la primera vez que ocurre un asalto contra un carro repartidor, ya que esto ha ocurrido en varias ocasiones y casi siempre no se recupera lo robado, porque los asaltantes ya tienen su forma de operar.

Debido al nerviosismo en que se encontraba el conductor de la empresa de embutidos, este no pudo proporcionar el monto del producto que transportaba.