Monti sucede a Berlusconi e insta a Italia a “esfuerzo colectivo” por crisis

ROMA, Italia.- El economista Mario Monti, fue encargado este domingo en un tiempo récord por el presidente de Italia de formar un nuevo gobierno que ataje la crisis que dejó al país al borde de la quiebra e instó inmediatamente a los italianos a hacer «un esfuerzo colectivo» para rescatar su economía.

El nuevo primer ministro de Italia, el economista Mario Monti, dijo ayer que ya empezó a trabajar en la formación lo más pronto posible de un nuevo gobierno.

Monti reemplaza al multimillonario político Silvio Berlusconi, quien presentó su dimisión la víspera entre abucheos y gritos de júbilo de centenares de italianos que salieron a las calles para festejar su salida.

En sus primeras declaraciones a la prensa tras su designación oficial por parte del presidente de la República, Giorgio Napolitano, Monti, ex comisario europeo, de 68 años, reconoció que Italia «debe vencer el desafío del rescate».

«Italia debe volver a sanear su economía y emprender de nuevo el camino del crecimiento teniendo en cuenta la equidad social. Es algo que debemos a nuestros hijos, a quienes tenemos que dar un futuro concreto digno y con esperanzas», dijo.

UE POSITIVA

La Unión Europea recibió positivamente la designación del Monti y la calificó de «una nueva señal» de la determinación de las autoridades italianas para superar la actual crisis.

«Italia debe convertirse ante todo en un elemento de fuerza y no de debilidad de la Unión Europea, porque nosotros contribuimos a fundarla y debemos ser protagonistas», aseguró Monti.

La designación del prestigioso economista, que durante diez años fue comisario europeo, conocido por su rigor, deberá poner fin a la fase de inestabilidad financiera y aliviar el acoso de los mercados que la semana pasada dejaron a Italia al borde del naufragio.

El economista, un hombre pragmático, deberá completar en pocos días la lista de ministros, probablemente tecnócratas, para obtener el apoyo del Parlamento e impulsar las medidas acordadas con la Unión Europea para recortar la colosal deuda pública y relanzar una economía estancada desde hace una década.

PAGO DE DEUDA

El presidente Giorgio Napolitano, conversó horas antes con los líderes de todos los partidos y nominó a Monti, apenas 24 horas después de que el primer ministro Berlusconi renunciara.

La emisión el lunes de títulos del Estado para el pago de la deuda será un primer test para evaluar la reacción de los mercados y evitar una nueva jornada negra en la Bolsa.

Napolitano, un veterano político de 86 años que fue dirigente del otrora Partido Comunista Italiano, concluyó en el plazo récord de un día la ronda de consultas con las fuerzas políticas.

Las mayores fuerzas políticas dieron su consenso a la formación del gobierno, entre ellos el Partido Democrático (PD, izquierda), entre los últimos consultados.

«Estamos a favor de un gobierno completamente nuevo, con un carácter técnico, que saque a Italia de la emergencia», anunció Pierluigi Bersani, secretario general de la mayor formación de izquierda.

«Hemos dado el consenso a la designación a Monti», declaró por su parte Angelino Alfano, secretario del Pueblo de la Libertad (PDL), el partido fundado por Berlusconi, quien puso condiciones al apoyo.

«Los compromisos adquiridos por Berlusconi con Europa para salir de la crisis deberán ser la base del programa de gobierno», exigió el dirigente.

La misión de Monti, que deberá capear la delicada crisis de confianza que sacude a Italia debido a su colosal deuda pública de 1,9 billones de euros (120% del PIB) y su crecimiento casi nulo, no será fácil.