Insulza cobrará a Honduras mora con OEA

WASHINGTON, EE.UU. — La OEA incumplirá obligaciones financieras por cinco millones de dólares correspondientes a diciembre si los seis estados miembros que adeudan nueve millones de dólares en cuotas no se ponen al día antes del 15 de diciembre, advirtió el martes un funcionario del organismo multilateral.

José Miguel Insulza

Gerald C. Anderson, secretario de Administración y Finanzas, explicó durante una sesión del Consejo Permanente que el departamento legal actualmente evalúa las consecuencias legales que la OEA pueda enfrentar si no puede pagar a sus empleados y contratistas.

«Esperamos que estos pagos se efectúen. De ser así, estaremos en capacidad de cumplir todas nuestras obligaciones», dijo.

Anderson identificó a los países morosos como Antigua, Grenada, Haití, Honduras, Brasil y Venezuela. Precisó que Brasil adeuda nueve millones de dólares y Venezuela 2,5 millones de dólares.

El secretario general de la OEA José Miguel Insulza dijo que se dirigirá directamente a los seis gobiernos para gestionar el pago, pero señaló que si solo dos de ellos se pusieran al día se resolvería la situación, en clara alusión a Brasil y Venezuela.

Un funcionario de la embajada brasileña en Washington dijo a AP el mes pasado que manejos presupuestarios internos provocaron el atraso de su cuota anual y que planean efectuar el pago durante 2011.

El retraso en la cuota anual coincide con la ausencia en Washington del representante brasileño ante la OEA Ruy Casaes, quien volvió a Brasilia pocos días después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitara en abril la suspensión de la construcción de una polémica planta hidroeléctrica en la Amazonia, mientras analizaba las objeciones de comunidades locales.

Ningún embajador de los seis países morosos se pronunció sobre el tema durante la sesión ordinaria del Consejo Permanente.

Insulza dijo que espera haber recibido respuestas de las seis capitales el viernes, cuando estará de regreso en Washington tras un viaje a Trinidad y Tobago. Expresó su oposición a que la OEA gestione un crédito para poder cumplir sus gastos fijos.

La OEA aprobó el mes pasado un presupuesto para 2012 por 85 millones de dólares, monto similar al aprobado para 2011 y que significó una reducción de 4,8 millones respecto a los 90 millones de dólares que dispuso en el 2010, provocando 45 despidos. La OEA debió transferir en septiembre 3,7 millones de dólares destinados a becas para suplir un déficit en su presupuesto ordinario del 2011. AP