Douglas Fraser: Crimen organizado es el principal reto del siglo XXI

TEGUCIGALPA.- En su visita a Honduras, el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, general Douglas Fraser, afirmó que la principal amenaza de Honduras y la región centroamericana es la inseguridad, en tanto que la lucha contra el narcotráfico es el principal desafío para todos los países en el siglo XXI.

Douglas Fraser

Esta es la tercera vez que el jerarca militar estadounidense vista el país para supervisar los programas conjuntos con las Fuerzas Armadas hondureñas.

A continuación, la entrevista exclusiva concedida al diario de mayor influencia nacional, LA TRIBUNA:
LA: ¿Tiene algún interés especial su visita?

DF: Estoy visitando para poder hablar con los oficiales del gobierno de Honduras en cuanto a relaciones de seguridad y cómo trabajar con el gobierno de los Estados Unidos para poder apoyar al gobierno de Honduras a mejorar la situación de seguridad aquí y también porque he estado en Guatemala viendo cómo trabajamos conjuntamente como región, como hemisferio, para poder abordar una problemática en común.

LA: ¿Qué impresión se lleva?
DF:
Es mi tercera visita a Honduras, estuve hace seis meses la última vez. Hemos estado muy comprometidos, muy involucrados con el gobierno de Honduras, son un sinnúmero de años de relaciones comunes, así que este esfuerzo es solo una continuidad de los anteriores.

He visto muy enfocados a todos buscando la forma de cómo enfrentar el crimen organizado internacional y el crimen organizado interno, el narcotráfico, (así como) la recuperación y la incautación de droga a lo largo de estos años.

También vemos cómo las Fuerzas Armadas colaboran con la Policía para poder aplicar las leyes y abordar los problemas criminales aquí. Así que hemos visto una mejoría en cuanto a colaboración y capacidad para poder abordar esos problemas en Honduras. Además, he visto crecer las relaciones entre las Fuerzas Armadas y de otros gobiernos regionales y Colombia.

LT: ¿Qué programas conjuntos desarrollan y qué otros podrían emprender en el futuro inmediato?
DF:
Nuestros programas tienen que estar enlazados los unos con los otros, así como en Honduras, los programas tienen que estar enlazados entre sí, eso es lo que queremos entender, cómo apoyar los programas que tiene Honduras. Hemos tenido un gran programa con las Fuerzas Armadas, les hemos ayudado en capacitación y en equipo para los ejercicios, esa cooperación ha sido permanente y va a continuar.

LT: ¿Esta reciente donación de avionetas es el inicio de una serie de cooperación?
DF:
Esa ha sido una cooperación a través del tiempo, la entrega de los aeroplanos es el resultado de algo que se inició hace tres años, la crisis que sucedió aquí en Honduras retrasó la entrega, por algún periodo de tiempo, pero no es nuevo, es algo que hemos venido trabajando con las Fuerzas Armadas desde siempre y vamos a continuar buscando la forma de mejorar y apoyar al gobierno y las Fuerzas Armadas.

LT: ¿Cómo está la narcoactividad en la región centroamericana, según los informes que tiene el Comando Sur?
DF:
Estamos preocupados acerca del tipo de actividades ilícitas en Centroamérica y es un problema regional, de la forma en que lo veo, es como una empresa que requiere producción, transporte, venta y el financiamiento de todas esas actividades, entonces, hay un apoyo a todas estas actividades.

Y resulta que no hay una sola solución para poder abordar todas estas actividades y por eso es importante trabajar conjuntamente como región y con todos los gobiernos para poder abordar esta preocupación regional, y también hemisférica, porque va más allá; Europa es un consumidor creciente de drogas, Brasil, hoy en día es el segundo consumidor más grande de cocaína en el mundo, así que hay movimiento a varios lugares y necesitamos seguir teniendo este tipo de conversaciones, por eso estamos aquí, para poder entender cómo Honduras está abordando este problema y cómo apoyar a Honduras y los esfuerzos regionales.

LT: ¿Hay satisfacción sobre la forma en que Honduras está enfrentando la lucha contra el narcotráfico?
DF:
Lo que yo veo es que hay un reconocimiento creciente en Centroamérica y todo el hemisferio acerca de este problema. Tenemos un largo camino que recorrer, pero he visto una voluntad creciente y el esfuerzo progresivo de parte de los gobiernos de Centroamérica y de los Estados Unidos para poder abordar este problema como una amenaza común.

Así que sí estoy confiado, muy motivado, por la gran voluntad de Honduras para cooperar, no solo para los Estados Unidos sino con sus vecinos, estoy muy motivado con la dirección que lleva el gobierno de Honduras.

LT: ¿Qué otras amenazas mira para la región?
DF:
Los desastres naturales, eso es común, otras amenazas que encaramos. No veo ninguna amenaza militar de ninguna nación a otra nación en la región, eso no lo veo; así que nuestro enfoque está en la amenaza de seguridad, tenemos un rol para ayudarle a los gobiernos a que puedan abordar estos problemas comenzando por la seguridad, aplicando la ley, seguridad pública o acción pública.

LT: ¿Amenazas geopolíticas a las democracias?
DF:
Hay muchas ideas sobre esto, sobre cuál es la forma correcta de gobernar, lo que yo he encontrado en toda la región es que el apoyo a los gobiernos democráticos permanece muy alto, 60 por ciento, si hemos visto un poco de reducción en esto, pero por razones de seguridad, pero en general en toda la región hay apoyo a las instituciones democráticas y todos debemos trabajar para apoyar las instituciones porque eso hace la diferencia.

LT: Se cuestiona que EE.UU. no apoya lo suficiente a Honduras en el combate a la lucha contra el narcotráfico a pesar de ser un país geográficamente clave.
DF:
Creo que estamos muy involucrados a través de toda la región, recuerde que en la medida que es una escala más grande involucra a todo el hemisferio, así que todo el hemisferio tiene que estar enfocado y en eso estamos. Si lo vemos del lado de los Estados Unidos tenemos el Plan Mérida para apoyar la seguridad en México y tenemos otra iniciativa para la seguridad por más de tres millones de dólares para Centroamérica para poder ayudar la seguridad. También tenemos iguales iniciativas en el Caribe, así como el Plan Colombia y otros países, así que creo que sí estamos bien involucrados desde el punto de vista de seguridad y en programas de acción social a través de la frontera, nuestro gobierno está enfocado y creo que muchas veces algunas ayudas de los Estados Unidos no se pueden ver porque se ven desde el punto de vista policía-militar, pero hay mucha ayuda a través de la USAID para otros ámbitos en educación, salud, que también inciden en los problemas de seguridad.

LT: ¿Cómo está Honduras con respecto a los demás países de la región?
DF:
Tenemos una fuerte relación con las Fuerzas Armadas que va creciendo. Crece también su preocupación por la seguridad regional, eso me motiva por el enfoque que tiene, los veo como un socio central y como una localidad estratégica, clave, en cuanto a las situaciones de seguridad como los que estamos enfrentando ahora mismo, pero eso puede cambiar. Los narcotraficantes, tienen tiempo para enfocarse en sus negocios, nosotros nos enfocaremos en mantener las habilidades para reducir estas actividades criminales en donde los militares no tienen que estar involucrados, es la agilidad de las agencias de las instituciones encargadas de aplicar la ley en cada uno de los países de manejar eso en sus propias capacidades.

LT: Los narcotraficantes siempre están buscando infiltrar las instituciones, ¿qué se puede hacer para evitarlo?
DF:
Lo veo desde el punto de vista militar, no lo puedo ver de otra forma, mi enfoque es de liderazgo, de capacitación, es un enfoque que tenemos que revisar día a día. Las Fuerzas Armadas tienen una gran reputación, ellos están enfocados en esa tarea, y cuando encontramos situaciones de corrupción debemos abordarlas inmediatamente.

LT: ¿Qué desafíos tiene Honduras frente a estas amenazas?
DF:
Es una situación que todos estamos enfrentando, las organizaciones del crimen organizado internacional no respetan las fronteras ni a las autoridades que trabajan en las instituciones democráticas, así que este es el reto para el siglo XXI porque estas organizaciones retan la forma en que nosotros estamos comúnmente trabajando y por esto tenemos que mejorar la voluntad y la coordinación y la información entre las agencias del mismo gobierno, para poder abordar el mismo problema con los Estados Unidos y por eso estamos aquí para que vean que es un problema común. En ese sentido, el reto más grande es trabajar juntos porque así resolveremos nuestros problemas comunes. (Eris Gallegos).