Suspenden a tres oficiales y 29 agentes investigados por ilícitos

TEGUCIGALPA.- Tres oficiales y 29 policías de la escala básica, entre ellos un clase I, fueron suspendidos ayer de sus funciones por las autoridades de la Policía Nacional, al comprobarse que han participado en actos irregulares.

La mayoría de los suspendidos pertenecen a la posta de La Granja.

Las autoridades policiales detallaron que los suspendidos son un subcomisionado, dos comisarios y 29 policías de la escala básica, a quienes se les investiga por andar en ilícitos.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, explicó que por el momento fueron suspendidos de sus funciones y serán cesados definitivamente una vez que se les compruebe que cometieron delitos.

Al consultarle los nombres de los oficiales y policías suspendidos y por qué delito estaban siendo investigados, el oficial de Policía dijo no estar autorizado para brindar esos detalles.

“No tengo en estos momentos por qué delitos se les investiga. Pero les puedo decir que las investigaciones realizadas han determinado que sus acciones son constitutivas de delito y la próxima semana se estarían poniendo a disposición del Ministerio Público”, apuntó Mejía.

“Hay trabajos realizados por agencias de inteligencia, la Unidad de Asuntos Internos y otras unidades de evaluación de la Policía, y para que el alto mando haya ordenado la suspensión de este personal es porque hay indicios racionales de que cometieron alguna infracción”, sostuvo.

LES QUITARON AUTORIDAD

“Se les ha suspendido del servicio, esto los pone en una situación que no están ya en el servicio activo permanente de trabajo, porque se está llevando a cabo una investigación en contra de ellos”, expresó.

“Es probable que para la próxima semana nosotros tengamos una decisión de remitirlos al Ministerio Público o solamente aplicarles una sanción administrativa, que sería la separación definitiva de la institución”, agregó Mejía.

El oficial de Policía declaró que la determinación fue tomada por el director general de la Policía Nacional, Ricardo Ramírez del Cid, con instrucciones del ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla.

Al mismo tiempo explicó que esos policías están suspendidos de todas sus funciones y que a partir de eso la Ley Orgánica de la Policía Nacional les da a las autoridades de la institución un tiempo perentorio para consolidar el expediente en contra de esos agentes.

El documento debe tener todos los requisitos que establece la ley para poder sacarlos de la institución definitivamente, según dijo Mejía, en el caso que se les comprueben los hechos por los que son investigados.

“Al encontrárseles una responsabilidad administrativa se procedería a suspenderlos, pero si tienen responsabilidad penal tendrían que solventarlo ante el Ministerio Público y los tribunales de justicia”, subrayó.

POLICÍAS DE LA GRANJA

Se le consultó si los 32 policías suspendidos eran parte del grupo que estaba asignado al Distrito Policial 1-6 con sede en el barrio La Granja y de igual forma dijo no estar autorizado para brindar esa información, pero dio a entender que eran parte de ese grupo.

“No estoy autorizado a dar detalles, lo único que le puedo decir es que se abrió la investigación y de quienes están siendo investigados, algunos fueron excluidos, pero otros fueron considerados que tuvieron un grado de participación”, enfatizó.

Cabe señalar que el conflicto en la Policía Nacional se deriva a raíz de la muerte de los universitarios Carlos David Pineda Rodríguez y Rafael Alejandro Vargas Castellanos, quienes fueron ultimados por un grupo de policías.

A través de las investigaciones se determinó que los hechores estaban asignados a la posta del barrio La Granja, donde el Ministerio Público y Asuntos Internos comenzaron una exhaustiva investigación.

Posteriormente se dejó al descubierto una serie de actos irregulares cometidos por elementos de ese distrito, quienes estaban vinculados a redes del crimen organizado, por lo que se ordenó la intervención de esa estación.

Tras el crimen de los estudiantes se logró identificar a ocho policías que participaron en el hecho, cuatro de ellos fueron apresados y el resto se fugó con la complicidad de las autoridades de la Jefatura Metropolitana Uno.

DELINCUENTES FUERA

“A los policías honrados, honestos, no nos da vergüenza porque es nuestra profesión, responsables nosotros de limpiar la misma. Para mantenerse en esta institución uno debe cumplir lo que establece la ley, sino cumplimos tenemos que salir de la misma”, subrayó Mejía.

De igual forma dijo que quienes han abandonado en los últimos días la institución es porque se sienten que están siendo objeto de una investigación, pero que el resto del personal está trabajando de manera permanente en todo el país.

“Tenemos que tener algo claro, que cualquier delincuente que haya ingresado a la Policía en su afán de cometer actos ilegales va a ser identificado y ser capturado, porque ya tenemos una plataforma que nos va a permitir en la inmediatez identificarlos”, apuntó el oficial.

En cuanto a los cambios a nivel de la cúpula, señaló que esa es una facultad del secretario de Seguridad y del Presidente de la República, y que ellos como oficiales profesionales y  disciplinados solo cumplen órdenes, pero que hasta la fecha no existe ninguna orden de ese tipo.