Fitch debilita aún más el estatuto crediticio de EE.UU.

WASHINGTON, EE.UU.- El estatuto de Estados Unidos como país acreedor se debilitó aún más ayer con la advertencia de la agencia calificadora Fitch, de que le rebajará la nota de su deuda en dos años si Washington no resuelve el problema del déficit presupuestal.

Fitch era la última de las tres grandes agencias de calificación que mantenía la «triple A» con perspectiva positiva para Estados Unidos. Standard and Poor’s rebajó un escalón la nota en agosto a «AA+», mientras que Moody’s recortó la perspectiva de la nota a «negativa», aunque manteniendo la calificación «AAA».

Para Fitch, hay actualmente «una posibilidad ligeramente superior a 50% de que la nota sea rebajada en los dos próximos años».

Al ser consultado por la AFP sobre esta decisión, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos declinó hacer comentarios, a diferencia de su actitud de agosto, cuando calificó de grueso «error» la decisión de S&P de rebajarle la calificación.

Hoy, las tres calificadoras presentan el mismo diagnóstico: Estados Unidos no tiene problema alguno para financiar su déficit en los mercados de la deuda, pero está dejando que ese déficit crezca a niveles potencialmente peligrosos. AFP