Matan a tiros a periodista y su primo

TEGUCIGALPA.- Dos individuos que iban a bordo de una motocicleta acribillaron ayer a balazos a la directora del noticiario Tres en la Noticia, periodista Luz Marina Paz Villalobos, y a su primo, Delmer Osmar Canales Gutiérrez (22), quien acostumbraba a transportarla, informó la Policía.

Virginia Villalobos, madre de Luz Marina, dijo que a su hija la mataron por envidia.

El lamentable hecho ocurrió a eso de las 8:45 de la mañana, cuando la comunicadora social se trasladaba hacia las instalaciones de Cadena Hondureña de Noticias (CHN). Esta radio está ubicada a dos cuadras del Instituto Central Vicente Cáceres, donde de lunes a viernes, de 10:00 a 11:00 de la mañana, transmitía su programa noticioso Tres en la Noticia.

El informe establece que en el momento del atentado, Villalobos y Canales se conducían en un “pick- up” rojo, marca Mazda, con placas P BZ 4250, y cuando iban a inmediaciones del barrio La Soledad, en la entrada a la colonia San Francisco, cerca del bulevar Fuerzas Armadas, los criminales les dispararon sin piedad.

El jefe de policial del Distrito 1-7, ubicado en la colonia San Francisco, comisario Roger Alberto Madariaga, indicó que de acuerdo a la información obtenida, los criminales venían siguiendo a sus víctimas.

Agregó que al conocer del crimen desplazaron a varios agentes para tratar de detener a los sujetos que se trasladaban en “moto”. No obstante, reconoció que la tarea era difícil porque varios se transportan en ese tipo de unidades y hasta con permisos de armas autorizados.

“Inclusive puede haber un operativo allí a la vuelta, pero como andan con permiso, quién para saber que esa persona puede cometer un acto delictivo”.

LOS VENÍAN PERSIGUIENDO

Colegas y compañeros de trabajo lloraban la partida de Luz Marina y condenaban el hecho criminal.

Según testigos, los criminales venían siguiendo a sus víctimas y cuando lograron alcanzarlos comenzaron a dispararles, lo que obligó a que el chofer desviara el vehículo, se saliera de la calzada y se subiera a un montículo, donde los remataron. Tanto la periodista, como su primo, eran originarios del municipio de Coray, Valle.

Paz Villalobos deja dos hijas, una de nueve años y otra de 18. Además era propietaria de un mercadito llamado Cinedin, ubicado en la residencial Francisco Morazán, donde residía junto a su familia.

Una hora después de haber ocurrido el crimen, a la escena llegaron varios familiares de Luz Marina, entre ellos su madre Virginia Villalobos y su padre Magin Millas Díaz.

“LA MATARON POR ENVIDIA”

La señora Villalobos repetía que a su hija “la mataron por envidia”, pues ella no se metía con nadie y su único afán era el trabajo y la solidaridad con la familia y demás personas.

Sus familiares denunciaron también que el crimen podría originarse por parte de integrantes de una pandilla, dado que en días anteriores la habían amenazado con matarla, por haberse negado a pagar el famoso “impuesto de guerra”.

Los cuerpos fueron trasladados por personal de Medicina Forense. En tanto, los agentes y los fiscales continuaban con las investigaciones.

El carro en el que se trasportaban los hoy occisos, era propiedad del titular de la Dirección de Apoyo Ecológico y Protección del Bosque de las Fuerzas Armadas, coronel Marco Antonio Leiva Puerto.

Leiva Puerto llegó a la escena del crimen para verificar el hecho, quien manifestó que él le había dado el carro a Luz Marina para que lo probara, pues se lo iba a vender, información que fue corroborada después por el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía.

“Ella andaba probando un carro que le iba a vender el coronel Leiva Puerto, y unos sicarios desde una moto le dispararon”, dijo a la AFP.

Sin embargo, tampoco se descarta la posibilidad de que el crimen tenga motivaciones políticas o esté relacionado con la labor informativa de Paz Villalobos.

LOS PROGRAMAS

Paz Villalobos era sobrina de Gabino Villalobos, quien conduce un programa en Globo TV. Además, dirigía Tres en la Noticia, en compañía de los periodistas Ninfa Gallo, Óscar Flores y Ricardo Amaya.

Óscar Flores recordó que el programa surgió hace 12 años, iniciando en Radio Cadena de Noticias (RCN), luego estuvieron en Radio Globo por espacio de siete años y en abril de este año comenzaron en la emisora CHN.

Los integrantes de los medios de comunicación se mostraron indignados por la inseguridad que ataca al gremio y que ayer se reflejó en el crimen de una colega.

Además, tuvo un programa en Radio Globo, el cual era financiado por ella misma, pero lo canceló hace unos seis meses argumentando que no podía mantenerlo por el alto costo del espacio y el poco ingreso en publicidad, por lo que se pasó a la CHN.

Luz Marina Paz Villalobos pasa a formar parte de la lista de periodistas que han sido ultimados en Honduras durante los últimos dos años, que ya asciende a 17.

Antes de su crimen, la última víctima había sido Medardo Flores, ultimado el 8 de septiembre en Puerto Cortés, quien trabajaba en Radio Uno de San Pedro Sula y era encargado de Finanzas del Frente Amplio de Resistencia Popular, en el norte del país.

Según el primer estudio global sobre homicidios de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), divulgado en octubre, Honduras se ubica entre los países con mayor tasa de homicidios en el mundo (82.1 por cada 100,000 habitantes), considerando 207 países.

El gobierno del Presidente Porfirio Lobo admitió hace algunos días que los organismos de seguridad están infiltrados por las mafias y que algunos cuerpos están vinculados al secuestro, sicariato, narcotráfico, robo de autos, entre otros delitos.

Para contrarrestar la criminalidad, el mandatario decidió declarar estado de emergencia para incorporar a los militares a labores típicamente policiales, acción criticada por organizaciones sociales y de derechos humanos.

Presidente del CPH pide seguridad para periodistas y comunicadores

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Juan Ramón Mairena, condenó ayer el crimen de la periodista Luz Marina Paz Villalobos y exigió al gobierno de la República que este crimen no se quede impune, como ha sucedido en los casos de 16 periodistas y comunicadores más.

Juan Ramón Mairena

Mairena lamentó que en Honduras se esté atentando contra el gremio periodístico y no se haga nada para esclarecer estas muertes que han quedado impunes ante la vista y paciencia de las autoridades responsables de brindar seguridad a la ciudadanía.

El Colegio de Periodistas exige una vez más al gobierno de Porfirio Lobo Sosa y al ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, que adopten las medidas necesarias que garanticen el libre ejercicio de la profesión del periodismo y den seguridad a los periodistas y comunicadores sociales en los momentos difíciles en que vive la nación, agregó.

Como presidente del CHP, Mairena deploró que el gobierno de Honduras esté hablando de limitar la libertad de expresión, aduciendo que los periodistas son utilizados por grupos de poder para hacer cierto tipo de campañas.

Además de condenar el crimen de Luz Marina Paz, el entrevistado repudió el atentado contra Diario LA TRIBUNA, la madrugada del lunes.

A propósito de la libertad de los periodistas y comunicadores, actualmente el gobierno, a través del Ministerio de los Derechos Humanos, está impartiendo un foro sobre libertad de expresión, en el cual los profesionales del periodismo no han tenido participación, se quejó.

Debido a los últimos acontecimientos, Mairena anunció que el próximo viernes 9 de diciembre, el Colegio de Periodistas capítulo de San Pedro Sula, realizará una enérgica marcha de protesta en contra del asesinato de los periodistas y comunicadores, igual se hará en fechas posteriores en Tegucigalpa y otras ciudades del país, para que se respete la vida de los periodistas y la libre emisión del pensamiento.

SIP y G-16 condenan crimen de Villalobos y atentado contra LA TRIBUNA

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó ayer la muerte de la periodista hondureña Luz Marina Paz Villalobos, y el atentado contra diario LA TRIBUNA. Además reclamó una investigación por el reciente homicidio de una comunicadora panameña y otro en Uruguay.

Edgardo Dumas

El organismo patronal de medios de comunicación, con sede en Miami, llamó en forma enérgica al Presidente Porfirio Lobo para que “se investigue y aplique el peso de la ley, a fin de garantizar la plena libertad de prensa”.

«Estos nuevos atentados forman parte de una campaña de violencia e inseguridad en general, y de amenazas e intimidación contra editores y periodistas de medios en Honduras que venimos denunciando», dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Gustavo Mohme, del diario peruano La República.

La SIP, además, pidió una investigación por el atentado de la madrugada del lunes contra las instalaciones de LA TRIBUNA, donde el guardia de seguridad, José Manuel Izaguirre recibió tres impactos de bala.

El representante de Honduras ante la SIP, Rodolfo Dumas Castillo, criticó al gobierno de Porfirio Lobo por la falta de resultados positivos en las investigaciones que han realizado respecto de otros crímenes registrados en contra de comunicadores.

Por su parte, el presidente del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Osman López, dijo que «los crímenes se adjudican a problemas personales o al crimen organizado (por parte de la Policía) pero el problema es que no se investiga, hay impunidad, el Estado no garantiza la vida y el ejercicio del periodismo y las libertades democráticas».

«Ya van 17 periodistas muertos (desde 2010) y no hay investigación, ayer (el lunes) fue diario LA TRIBUNA que sufrió un atentado y hoy (ayer) matan a otra periodista», agregó López.

G-16

En tanto, los miembros del G-16 emitieron ayer un comunicado donde expresan su profunda preocupación ante los ataques y amenazas contra periodistas y medios de comunicación que consideran atentan contra los principios básicos de la democracia, la libertad, los derechos humanos y el Estado de Derecho.

Textualmente dice: El G-16 apoya todo esfuerzo para que dichos crímenes y amenazas no queden impunes. El G-16 respalda a todos los sectores de la sociedad hondureña que luchan para garantizar las libertades de opinión y de expresión, como derechos fundamentales garantizados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ratificada por todos nuestros países y que a todos nosotros, por lo tanto, obliga.