Desconocidos acribillan dos pasajeros y taxista

SAN PEDRO SULA.- Un “baño de sangre” se registró en la sampedrana colonia Ideal, cuando tres hombres entre estos el motorista del taxi en que se conducían, perdieron la vida violentamente cuando varios desconocidos los atacaron a balazos dentro de la unidad al momento en que se iban hacia su casa.

Familiares de los ahora occisos dijeron que los trasladarían hasta Santa Rita departamento de Santa Bárbara.

A eso de las 2:00 de la madrugada, el taxista René Omar Eduardo Amaya (43), originario de Trinidad, Santa Bárbara y residente en los bordos de la colonia El Limonar trasladaba a los jóvenes Alex Yovani Pineda Tinoco (21) y Jairo Darío Tinoco Jiménez (26) hacia su vivienda de la marginal colonia “Miguel Ángel Pavón”, ya que a altas horas de la noche habían estado departiendo en un negocio de bebidas alcohólicas.

Eduardo Amaya, que conducía la unidad registro número 1847, matrícula AAJ 9900, llegó a llevar a los muchachos y a cuatro pasajes para llegar a su hogar, fueron sorprendidos por los malhechores.

Testigos indicaron que el ruletero iba despacio, ya que las entradas son estrechas en los pasajes,  pero de repente salieron los sujetos que accionaron el disparador de sus armas de fuego y seguidamente salieron en veloz carrera.

Al escuchar las detonaciones, los pobladores atemorizados no salieron a ver lo que sucedía, pero  media hora después que se dieron cuenta que las tres personas habían expirado, producto de los múltiples impactos.

En el asiento delantero del  pasajero, quedó tendido Tinoco Jiménez quien resultó con balazos en los brazos, tórax y cráneo.

Mientras que su primo Pineda Tinoco murió en el asiento trasero y tenía varios plomos en la cabeza.

Familiares de los ahora occisos, indicaron que  en días anteriores les estuvieron diciendo que no salieran a las calle tarde, pero no hicieron caso.

Aseguraron que estaban yendo a la iglesia pero por la época festiva de fin de año, decidieron ir a departir con sus amigos sin medir las consecuencias que trae andar vagando.

El vehículo en el que se transportaban los infortunados, quedó “pasconeado” en plena vía pública.

Otros parientes indicaron, que Pineda Tinoco laboraba en una empresa de renombre como vendedor de artículos para el hogar, desempeñándose en el área de servicio al cliente.

Expresaron que las personas que los atacaron a lo mejor los confundieron, porque ninguno de los dos jóvenes tenían enemistades, pero dijeron desconocer si el taxista era problemático o no.