Caminando llevaron a Villatoro a zona de muerte

TEGUCIGALPA.- La recolección de evidencias sobre el crimen del periodista Ángel Alfredo Villatoro, se realizó de una forma especial por parte de las autoridades de la Policía Nacional y técnicos extranjeros, quienes consideran que el crimen sería obra de bandas criminales ligadas al narcotráfico.

A la par de esta valla estacionaron el vehículo en el que viajaban Villatoro y sus captores.

Tras el hallazgo del cadáver el martes por la noche y que los agentes de dactiloscopia verificaron que se trataba del comunicador, personal de Medicina Forense procedió a trasladarlo a la morgue judicial.

El levantamiento se hizo de una forma rápida, curiosamente sin seguir los protocolos investigativos que se realizan en todos los levantamientos de personas que mueren de forma violenta.

Se supone que esa situación fue a raíz de una autorización superior, para evitar la aglomeración en el lugar, de familiares y amigos de la víctima, así como de los periodistas.

Es por eso que a pesar que los agentes de investigación sabían que se trataba del comunicador, el cuerpo fue trasladado a la morgue en calidad de desconocido, donde fue identificado por las autoridades policiales.

Luego lo hicieron caminar vendado y amarrado de sus manos hasta la escena del crimen.

La madrugada de este miércoles, posterior al levantamiento, varios equipos de Inspecciones Oculares, acompañados de técnicos extranjeros, realizaron una minuciosa inspección en el lugar con equipos especiales.

Debido a la oscuridad del sector, para facilitar el trabajo investigativo, la Policía movilizó una torre de luz de las que utilizan los trabajadores de obras públicas para trabajar en horas nocturnas.

El trabajo se realizó toda la madrugada de este miércoles y se extendió hasta en horas de la mañana, donde se conoció que encontraron al menos tres casquillos de bala y huellas de calzado en el lodo.

Esa situación, según los agentes, confirma la versión de que el periodista Alfredo Villatoro fue llevado vivo a ese lugar por varios individuos y que una vez allí le dispararon a la cabeza, matándolo al instante.

Todas las evidencias levantadas en la escena del crimen fueron recogidas y embaladas por los investigadores, para llevarlas a los laboratorios de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

Por este camino, que utilizan los albañiles que laboran en las construcciones de residencial Las Uvas, es el terreno que pisó por última vez el periodista.

El ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, declaró que tiene informes que establecen que el secuestro y homicidio del comunicador estaría ligado a bandas criminales del narcotráfico.

OFENSA AL ESTADO

A criterio de Bonilla, el crimen del coordinador de la casa de radio HRN, estaría relacionado a la reforma constitucional que permite la extradición a Estados Unidos de individuos acusados por narcotráfico.

“Están emprendiendo ese tipo de actos para atemorizar a la sociedad hondureña en respuesta a las acciones de tipo legislativo, que se han tomado últimamente como la extradición”, expresó.

El funcionario, al mismo tiempo aseguró que también estaría ligado a los últimos golpes que se le han dado al crimen organizado, especialmente al narcotráfico, entre ellos la destrucción de algunas pistas e incautación de varios kilos de cocaína en el sector de La Mosquitia.

En enero del 2012, el Congreso Nacional aprobó la Ley de Extradición para los hondureños, la cual permite extraditar connacionales que sean reclamados por otros países, especialmente por los Estados Unidos.

Este es el circuito donde ejecutaron a Villatoro y constató que el carro, que conducían los delincuentes, no ingresó hasta la escena del crimen.

Por su parte, el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, dijo que existen avances en las investigaciones sobre el crimen del profesional de la comunicación, pero no adelantó nada.

El vocero policial dijo que los criminales seguramente quisieron enviar un mensaje a la sociedad, al vestir al comunicador con indumentaria policial, pero no se atrevió a dar una interpretación.

No obstante, al igual que el secretario de Seguridad, indicó que el mensaje es en repudio a las acciones contundentes que ha realizado la Policía Nacional en contra del crimen organizado.

El funcionario policial indicó que parte de las investigaciones que se realizan se basan en establecer cuáles fueron las razones que tuvieron los delincuentes para acabar con la vida de Alfredo Villatoro.

Lo que sí aseguró, es que el homicidio de Alfredo Villatoro es una clara ofensa al Estado de Honduras y no a la institución policial o al gremio periodístico en particular.

LO LLEVARON CAMINANDO

Los peritos forenses buscaron más casquillos en la esquina en donde dejaron el cuerpo del comunicador social.

También varios peritos forenses, que estuvieron en la zona en donde ejecutaron a Villatoro, confirmaron que lo llevaron caminando a la escena del crimen antes de ejecutarlo en Las Uvas.

Un testigo aseguró que vio cuando un vehículo, tipo camioneta, de lujo, se estacionó al pie de la valla que indica la señal de tránsito, pero no le prestó atención, hasta que escuchó tres detonaciones.

Cabe indicar que el cuerpo sin vida de Villatoro estaba boca arriba, sin zapatos y lo que llama la atención es que sus calcetines rojos, que le pusieron sus captores, están lodosos y llenos de zacate, similar al que se encuentra en todos los 12 metros que caminó, desde la orilla del anillo, hasta la escena del crimen.