“Tiran la toalla” policías por temor a pruebas de confianza

TEGUCIGALPA.- Unos 400 elementos de la Policía, entre oficiales y de la escala básica, se han retirado de la institución por temor a las pruebas de confianza.

Entre los que se quedaron sin seguridad policial está el mismo Presidente Porfirio Lobo Sosa.

A raíz de esa situación, más de 400 elementos que estaban asignados para la protección de funcionarios del Estado fueron retornados a funciones de patrullaje, debido a que el proceso de depuración ha dejado sin personal a la institución, para cumplir con sus labores de seguridad ciudadana.

La medida es aplicada desde el Presidente Porfirio Lobos Sosa, al de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Jorge Rivera Avilés; del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández; al alcalde capitalino, Ricardo Álvarez, entre otras personalidades de diferentes instituciones.

La orden llegó desde el Ejecutivo, ya que el director general de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, elevó la petición al ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, quien se los expuso al Presidente, porque carecen de personal.

Según las autoridades policiales, desde que se comenzó el proceso de depuración muchos elementos fueron separados y otros han salido huyendo a las pruebas de confianza, generando el debilitamiento de la institución.

Son cientos los elementos de la escala básica, del Comando de Operaciones Especiales (Cobras), Policía Preventiva, de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI), los que ejercen esta función.

El vocero de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, manifestó que la orden la dio el Presidente desde hace unos 15 días, para así poder contar con el personal que está subutilizado, como los edecanes que no estaban dando seguridad a la población y que se requieren para esta época de Navidad y fin de año.

TODAS LAS ESCALAS

Además, los presidentes del Congreso Nacional y de la Corte Suprema ya no podrán gozar de ese beneficio.

Mejía detalló que es un promedio de 150 Cobras, más de 220 elementos de la Policía Preventiva y más de 40 de Servicios Especiales de Investigación y otro número de oficiales que estaban en actividades de edecanes.

Para no sentir de tajo la determinación, dijo el vocero policial, la reconcentración se comenzó de forma paulatina con el personal de los Cobras, luego el de orden y seguridad, el de servicios especiales de investigación, sumando un total de 410.

Refirió que en este momento que se está haciendo una restructuración de la Policía Nacional se detectó que había muchos municipios sin oficiales al mando, porque la mayoría estaban desempeñando cargos de edecanes.

“Desde hace unos 15 días se están reconcentrando a los oficiales para explicarles el trabajo estratégico que se había diseñado para nombrarlos como jefes de planta y municipales”, indicó.

También se trabaja en el análisis del reglamento de la asignación de seguridad a altos dignatarios, para hacerlo de la forma apropiada, pero en este momento cada una de esas instituciones tiene que trabajar con su presupuesto, apuntó el subcomisionado.

ANTOJADIZA

Por su lado, el titular de la Dirección Nacional de la Policía Preventiva (DNPP), Alex Villanueva, manifestó que la decisión no se está haciendo de forma antojadiza, sino porque la separación de muchos policías en las diferentes escalas ha producido una merma en el estado de fuerza de la institución.

Indicó que debido al proceso de depuración se están separando todos los días varios elementos, pero otros se están yendo de forma voluntaria, al darse cuenta de la seriedad del proceso de certificación de la institución policial.

“Eso ha producida muchas vacantes y merma en las situación del personal”, por lo cual se comenzaron a hacer estudios, detectando una considerable cantidad de policías o oficiales que están fuera de servicio de patrullajes o para disponer de ellos para dar seguridad a la población.

El alcalde capitalino, Ricardo Álvarez, fue uno de los extrañados por la decisión.

“Han quedado muchos espacios que tenemos que cubrirlos y por eso les quitamos la seguridad policial a muchos funcionarios, incluyendo a los oficiales superiores y subalternos que estaban con el señor Presidente, igualmente al señor alcalde, al presidente de la Corte Suprema y del Congreso Nacional”, informó.

Villanueva agregó que “se han traído esos oficiales y personas de la escala básica para poder complementar de alguna manera las tareas que se les asignan por ley, especialmente en la escala de mando y oficiales, que es donde se toman las decisiones”.

“No es una cosa antojadiza, porque ha habido malestar de algunos funcionarios que han estado gozando de esta prebenda de seguridad que se ha brindado a los funcionarios del Estado, ya que se hizo se forma intempestiva”, señaló.

Pero ahora los oficiales que han estado cómodos protegiendo a personas específicas tendrán que andar patrullando, porque gracias a esta medida existe un buen número de elementos que están engrosando la estructura operativa de la institución policial y se están enviando a las zonas que no estaban cubiertas, añadió.

Villanueva apuntó que ha habido llamadas para reintegrar a algunos oficiales que acompañaban a altos funcionarios, pero estas están siendo tomadas en consideración por el director general de la Policía. (YB)

Elementos que estaban como edecanes
Cobras -150

Policía Preventiva – 220

De Investigación – 40

Más otros oficiales