Hondureña participará en decisiones mundiales contra cambio climático

Se gestionará fondos para derrumbes e inundaciones.

Por: Darío Guzmán

La desafortunada pero realista categorización tomada en Doha, Qatar, de ser Honduras el país con mayor vulnerabilidad del planeta, también trajo consigo la buena nueva de incorporarlo como miembro del Fondo Mundial de Adaptación al Cambio Climático.

Esta es una mesa planetaria donde se toman decisiones y se destinan recursos para enfrentar la distorsión climática mundial, especialmente en países donde las altas temperaturas están causando  grandes inundaciones y prolongadas sequías.

“El cambio climático debe ser la Biblia para todas la profesiones”: Irina Pineda.

Este Fondo, del cual el país ya recibe financiamiento por cinco millones 600 mil dólares desde el 2011, ahora incorpora a una hondureña a su staff para que contribuya a tomar decisiones en los procesos de financiamiento para proyectos ambientales que cumplan con los requisitos mundiales establecidos.

La escogencia para este puesto de influencia internacional recayó en la abogada Irina Elena Pineda, actual coordinadora del departamento de Cooperación Externa de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna).

Para optar a esta posición, Pineda compitió a nivel planetario, participando en negociaciones que vienen realizándose desde el 2011 en sendas reuniones celebradas en Durban, Bangkok, hasta su concreción en la republica de Qatar.

Para acceder a este puesto, la profesional del derecho contó con la deferencia del Grupo de Países Latinoamericanos (Grulac).

En referencia a esta distinción y los beneficios que representa para el país, Irina Pineda destacó que además de un orgullo nacional es una responsabilidad el poder tomar decisiones de impacto mundial.

El crecimiento de los mares ya invadió áreas costeras hondureñas.

“Esto es una muestra de confianza que los países del mundo nos dan, lo cual marca un crecimiento institucional y una oportunidad de demostrar que el país tiene el potencial de destacarse a nivel internacional”, manifestó la profesional del derecho.

Este merito, a juicio de la fémina, también se sustenta en el monitoreo que esas naciones hacen del papel del país y la Serna en el cumplimiento de los compromisos adquiridos dentro del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Relacionando esta escogencia, con el primer puesto en vulnerabilidad ambiental que enfrenta el país, la abogada Pineda manifestó que abre las posibilidades de continuar gestionando financiamiento de recursos para enfrentar ese flagelo

Esos daños están marcados por la recurrencia en territorio hondureño de marejadas y crecimiento del mar que impactan poblaciones costeras en el norte y en el sur, derrumbes y deslizamientos en ciudades, deforestación e incendios forestales, agotamiento de acuíferos, hambrunas regionales y más.

La alta deforestación “ayudó” a obtener el primer lugar en vulnerabilidad.

“Nuestra misión en este caso es buscar fondos para destinarlos a la gente más afectada, previo a propuestas establecidas en la Estrategia Nacional de Cambio Climático”, detalló la funcionaria.

Tras la obtención de esta membrecía, la seleccionada dijo que  es oportunidad para que otras profesiones como ingenierías, arquitecturas, abogacías, periodismo y otras ramas se involucren en el ámbito del cambio climático, pues de ahora en adelante este debe ser la Biblia de todas las profesiones.

El puesto obtenido por Honduras en la mesa del fondo para la adaptación al cambio del clima dura un año, más otro prorrogable y se ejerce ad honorem.

“El reto personal, profesional e institucional es muy grande y arduo, pues son decisiones a nivel mundial, razón por la cual debemos dejar un legado al mundo que los hondureños somos capaces de tomar y proponer iniciativas de mitigación y adaptación contra el deterioro del clima planetario y sus consecuencias”, puntualizó Irina Elena Pineda, hoy funcionaria de corte mundial.

 

Los índices de vulnerabilidad municipales recurren en todo el país.