Condenados 13 miembros de FAH por el robo de avioneta

Trece miembros activos de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), asignados a la base aérea Armando Escalón de San Pedro Sula, fueron condenados por el Juzgado de Primera Instancia Militar, a pagar una pena de entre uno y nueve años de cárcel, por haberlos encontrado culpables de participar en el robo de una avioneta de las instalaciones de esa unidad militar.

Los 13 miembros activos de la FAH, fueron puestos a la orden del Juzgado de Primera Instancia Militar el 10 de noviembre del 2010.
Los 13 miembros activos de la FAH, fueron puestos a la orden del Juzgado de Primera Instancia Militar el 10 de noviembre del 2010.

El robo de la aeronave fue perpetrado la madrugada del 1 de noviembre del 2010, por al menos cinco individuos armados que salieron del monte, golpearon a dos militares, los dejaron inconscientes y amarrados y luego empujaron la avioneta a la pista y alzaron vuelo, según lo informado ese mismo día por las Fuerzas Armadas.
La avioneta, un bimotor King Air de seis plazas, había sido decomisada en el 2008, por autoridades militares, en un operativo antidrogas en la comunidad de Iriona, Colón.
La mañana de ayer, el portavoz del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (FF AA), coronel Jeremías Arévalo, leyó el comunicado sobre la resolución judicial, haciendo una relación de los hechos ocurridos en el 2010, en la base aérea con jurisdicción en La Lima, Cortés, relacionados a la sustracción de una avioneta puesta en depósito por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).
De esta forma, las Fuerzas Armadas indicaron que todos los implicados fueron puestos a la orden del Juzgado de Primera Instancia Militar, competente con asiento en San Pedro Sula, el 10 de noviembre del 2010.
Luego se iniciaron las diligencias judiciales preliminares conforme a lo establecido en el Código Militar, observándose en todo momento el debido proceso y respeto a las garantías constitucionales de los involucrados en el caso, se indicó.
Las diligencias del tribunal estuvieron basadas en la acusación de la Fiscalía, la sustracción y evacuación de las pruebas y la sana crítica del juez y finiquitada la etapa plenaria y conforme a la participación del Ministerio Público (MP), el juez procedió a dictar la sentencia conforme a los procedimientos normativos del fuero militar emitiendo las respectivas penas.
LAS PENAS
La aeronave había sido incautada en un operativo antidrogas realizado en Iriona, Colón, en el 2008.
La aeronave había sido incautada en un operativo antidrogas realizado en Iriona, Colón, en el 2008.

La sentencia establece que se impone una pena de nueve años y un día por robo, más un año de reclusión por violación de consignas al subteniente de Seguridad de Instalaciones, Manuel de Jesús Euceda; sargento primero técnico, Carlos Antonio Urbina Granados y sargento segundo técnico, Marlon Constantino López Acosta.
Mientras, dictó la pena de nueve años un día de reclusión por robo al teniente de Seguridad de Instalaciones, Cristian Javier Oseguera Leiva.
Asimismo, la condena de seis años un día por robo más un año de reclusión por violación de consignas al policía de Seguridad de Instalaciones, Luis Alberto Sánchez Flores; sargento raso de Seguridad Aérea, José Isaías Zavala Mejía; cabo de Seguridad Aérea, Guadalupe Navarro Navarro y al policía de Seguridad Aérea, Marvin Javier Calderón Varela.
El día del robo de la aeronave, se informó que cinco hombres armados tomaron por sorpresa y sometieron a la impotencia a dos efectivos militares que la resguardaban en la base aérea.
El día del robo de la aeronave, se informó que cinco hombres armados tomaron por sorpresa y sometieron a la impotencia a dos efectivos militares que la resguardaban en la base aérea.

También, la pena de seis años un día de reclusión por robo al subteniente de aviación, Ajad Habed Morazán Galo; sargento segundo técnico, Ivis Rafael Calderón Zelaya; sargento segundo técnico, Johnny Enrique Núñez Zepeda y el cabo de Seguridad Aérea, Efraín Alexander Serrano Rolli.
En tanto, la condena de un año de reclusión por violación de consignas al teniente coronel de Defensa Aérea, Odiel Edgardo Fuentes Banegas.
En el comunicado se destacó que todos los sentenciados eran miembros activos de la base aérea Armando Escalón, quienes durante todo el proceso judicial, fueron asistidos por sus respectivos abogados defensores, que garantizaron el respeto al debido proceso.
Igualmente, señaló que las Fuerzas Armadas garantizan la transparencia en la correcta aplicación de la justicia a sus miembros, tomando en consideración que esa institución se encuentra en una lucha permanente en contra de todos aquellos flagelos que atenten contra la seguridad y la paz del Estado de Honduras.