Autoridades de Panamá hallan explosivos en el barco norcoreano retenido

Una cantidad no especificada de municiones de guerra «vivas» metidas en cajas de plástico fue hallada en el buque norcoreano que fue retenido en julio en un puerto del Caribe al intentar cruzar el Canal de Panamá con cargamento bélico procedente de Cuba, informaron las autoridades el viernes.

Las autoridades de Panamá hallaron ayer explosivos y municiones a bordo del buque norcoreano Chong Chon Gang retenido en julio cuando regresaba al país comunista procedente de Cuba.
Las autoridades de Panamá hallaron ayer explosivos y municiones a bordo del buque norcoreano Chong Chon Gang retenido en julio cuando regresaba al país comunista procedente de Cuba.

El fiscal de drogas del Ministerio Público, Javier Caraballo, dijo que en uno de los contenedores inspeccionados en el mercante se hallaron cajas «con una cantidad de municiones para (lanzagranadas) RPG y otro tipo de municiones aún no identificado».

Aunque no precisó la carga, explicó vía telefónica a The Associated Press que el material explosivo iba en cajas de plástico color verde y que fueron cerradas para una inspección posterior.

Dijo que en la inspección se contó con la ayuda de caninos entrenados para olfatear material explosivo en esa nave que fue abordada el 10 de julio en aguas panameñas.

El ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, consultado por teléfono por la AP, tampoco precisó la cantidad de municiones. «Solo sé que había esas cosas» en la embarcación, manifestó.

El furgón con las municiones fue llevado a un lugar apartado y seguro del puerto de Manzanillo en la provincia norteña de Colón, agregó. El barco es descargado e inspeccionado en esa terminal desde hace varias semanas, cuando fue retenido en aguas panameñas al descubrirse que transportaba material armamentístico no declarado y escondido entre toneladas de azúcar cruda.

El gobierno de Cuba había notificado poco después de informarse de la retención del barco que este transportaba, además del azúcar, 240 toneladas métricas de armamento defensivo «obsoleto» que iba a ser reacondicionado en Corea del Norte y luego devuelto a la isla caribeña. Detalló que entre la carga iban dos complejos de cohetes antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones de guerra Mig 21 Bis y 15 motores de este tipo de avión. No especificó, sin embargo, si la carga comprendía municiones o explosivos.

Caraballo, quien ha intervenido en el caso ante sospechas de que el buque llevaba drogas, aseguró esta semana a The Associated Press que en la inspección no se está tratando de cotejar lo encontrado con la información dada por Cuba. «No tenemos una hoja o una lista para determinar si lo que estamos hallando corresponde a lo mismo que especificó el gobierno cubano», agregó.

Pero reconoció el viernes que era la primera vez que daban con la presencia de municiones en el barco.

No se ha encontrado drogas hasta el momento, aseguró.

Hasta el viernes solo se habían descargado dos de las cinco bodegas del carguero. En total han sido bajados al puerto 12 contenedores, dentro de los cuales se han encontrado partes de radares de lanzamiento de cohetes, los fuselajes de dos aviones Mig y 12 motores o turbinas de este avión, así como cinco carros o especie de vagones que, según las autoridades panameñas, parecen centros de control terrestre para el lanzamiento de misiles.

Un grupo de técnicos de un comité de expertos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas arribará el 12 de agosto para inspeccionar la carga bélica encontrada. PANAMÁ (AP).