Bomberos recibirán nuevo equipo para fortalecer capacidad de respuesta

Hasta Austria viajó el comandante del Cuerpo de Bomberos, general Jaime Omar Silva, con el objeto de gestionar la traída de 19 nuevas unidades contra incendio, rescate y control de materiales peligrosos.

El comandante del Cuerpo de Bomberos, general Jaime Omar Silva, se encuentra en Austria gestionando la traída de las modernas unidades.
El comandante del Cuerpo de Bomberos, general Jaime Omar Silva, se encuentra en Austria gestionando la traída de las modernas unidades.

Este equipo vendrá a fortalecer la capacidad de respuesta de la institución. Con esta dotación se pretende abrir dos nuevas estaciones de bomberos en las comunidades de Ocotepeque y Las Vegas, Santa Bárbara, sitios que poseen amenazas de todo tipo y carecen del valioso servicio.

En el caso de Ocotepeque, en reiteradas ocasiones, cuando se presentan emergencias se tiene que recurrir a las estaciones de bomberos ubicadas en Guatemala y El Salvador para pedir auxilio.

En Las Vegas, Santa Bárbara, se tiene una empresa minera y no hay una estación de bomberos que pueda responder a cualquier tipo de contingencia.

Por otro lado, estos vehículos vendrán a completar la capacidad de respuesta que se tiene en algunas de las 49 estaciones de bomberos, especialmente las ubicadas en ciudades que debido a su crecimiento acelerado requieren de una mayor cantidad de camiones contra incendio, para poder ofrecer mayores estándares de seguridad.

Dentro de la flota vienen cinco vehículos para responder a incidentes producidos por materiales peligrosos, carros que serán distribuidos a lo largo del corredor logístico, tomando en cuenta que por esta vía diariamente pasarán contenedores transportando diversos materiales y sustancias nocivas para la salud.

En el lote hay dos unidades para rescate pesado, modernamente y totalmente equipadas. Las unidades antes descritas estarán llegando a nuestro país en noviembre e inmediatamente serán puestas en servicio, según la distribución planeada por la comandancia general del Cuerpo de Bomberos.

La adquisición de estas modernas unidades se hace a través de un programa de préstamos blandos suscrito por el gobierno con Austria y asciende a 640 millones de euros, con lo que se comprarán un total de 50 modernos vehículos.