EE UU lanza advertencia de ataque de al Qaida en Medio Oriente

Estados Unidos emitió una alerta mundial para advertir que la red al Qaida podría lanzar algún ataque en Medio Oriente o el norte de África en agosto.

El gobierno de EE UU emitió ayer una alerta mundial de viaje para sus ciudadanos debido a la posibilidad de ataques de al Qaida en Oriente Medio y el Norte de África.
El gobierno de EE UU emitió ayer una alerta mundial de viaje para sus ciudadanos debido a la posibilidad de ataques de al Qaida en Oriente Medio y el Norte de África.

El Departamento de Estado divulgó su advertencia para los ciudadanos estadounidenses en el extranjero un día después de anunciar que al menos 22 de sus embajadas y consulados no abrirán el domingo por razones de seguridad.

El gobierno de Reino Unido anunció el viernes que también cerrará su embajada en Yemen el 4 y 5 de agosto y adelantó que ya ha retirado «a una parte del personal de Saná por temor a problemas de seguridad».

Según el Departamento de Estado, los ataques podrían tener lugar «particularmente en Medio Oriente o el norte de África», aunque también podrían suceder en la Península Arábiga.

«La información actual sugiere que al Qaida y sus organizaciones afiliadas continúan planeando ataques terroristas conjuntos en la zona y más allá. Podrían centrar sus esfuerzos para concretar sus ataques en el período de aquí a fines de agosto», señala la alerta mundial de viaje emitida por el Departamento de Estado a los ciudadanos estadounidenses.

La alerta indica «la posibilidad de que los terroristas ataquen los sistemas de transporte público y otras infraestructuras utilizadas por los turistas».

La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, anunció que al menos 22 embajadas o consulados permanecerán cerrados el domingo, día laboral en casi todo el mundo islámico.

El Departamento de Estado recuerda a los ciudadanos estadounidenses "la posibilidad de que los terroristas ataquen los sistemas de transporte público y otras infraestructuras turísticas".
El Departamento de Estado recuerda a los ciudadanos estadounidenses «la posibilidad de que los terroristas ataquen los sistemas de transporte público y otras infraestructuras turísticas».

Las misiones diplomáticas que seguirán esta medida están en el mundo árabe, pero también las de Afganistán, Bangladesh e Israel.

Harf señaló que algunas embajadas o consulados podrían seguir cerradas después del domingo.

Un funcionario estadounidense que pidió el anonimato afirmó el viernes que la alerta fue emitida por una información «específica, creíble e imposible de refutar».

Desde el atentado en 1988 contra un avión de Pan Am en Lockerbie (Escocia), Estados Unidos está obligado de comunicar a sus ciudadanos de cualquier información sobre seguridad que comparta con sus funcionarios.

La líder demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi dijo que los jefes de las comisiones del Congreso han sido informados de la amenaza y de la decisión del gobierno.

«Hay entendimiento sobre la seriedad de la amenaza», reiteró Pelosi.

El representante republicano Jason Chaffetz, muy crítico con el gobierno de Barack Obama sobre la seguridad en las embajadas, reconoció haber entendido que existe «una amenaza mundial muy real».

«Tenemos que tomarnos esta amenaza muy en serio», agregó Chaffetz, quien destacó que esta situación pone de relieve la necesidad de crear nuevos programas contra el terrorismo.

Estados Unidos aumentó sus medidas de precaución sobre seguridad en legaciones diplomáticas tras el ataque a su consulado en Bengasi (este de Libia) el 11 de septiembre del año pasado, en el que fallecieron cuatro estadounidenses, entre ellos el embajador Chris Stevens. WASHINGTON (AFP).