Más de 6,000 personas beneficiadas por brigada médica en Siguatepeque

Más de 6,000 personas  resultaron beneficiadas con una mega brigada de salud desarrollada por la Fundación Médicos para Cristo y el gobierno municipal local que colaboró con las coordinaciones necesarias para todo el equipo de facultativos procedentes de varios países que atendieron a la población.

El coordinador de la brigada médica, Rony Jiménez, anunció que pronto construirán un moderno hospital en Siguatepeque.
El coordinador de la brigada médica, Rony Jiménez, anunció que pronto construirán un moderno hospital en Siguatepeque.

Desde tempranas horas del lunes, centenares de personas  llegaron a las instalaciones del Instituto Genaro Muñoz Hernández, en búsqueda de consulta médica de parte de los diferentes médicos de las especialidades en Pediatría, Ginecología y Cardiología, entre otras.

La actividad inició con una acción de gracias, dirigida por el grupo de pastores acompañantes de los especialistas en salud, de varias nacionalidades, e integrados en la Fundación Médicos para Cristo que, según su coordinador, Rony Jiménez, tienen la visión de edificar un hospital, hotel e iglesia para dar los servicios de salud carentes en la zona.

“Como proyecto a futuro, Dios puso en nuestro corazón construir un hospital para atención a los pacientes de escasos recursos, lo haremos con nuestros propios fondos, tendrá tecnología de punta y, además, construiremos un hotel para que los familiares de los enfermos puedan instalarse allí”, destacó.

Centenares de personas del municipio, aldeas y caseríos de Siguatepeque, recibieron  asistencia de parte de la brigada de la Fundación Médicos para Cristo.
Centenares de personas del municipio, aldeas y caseríos de Siguatepeque, recibieron asistencia de parte de la brigada de la Fundación Médicos para Cristo.

Alonso González Bonilla, quien viajó desde la aldea de El Junco y recibió atención por problemas de artritis, afirmó sentirse feliz porque fue examinado por un médico,  recibiendo medicamento para sus dolores. “De donde vengo son como ocho leguas de aquí de Siguatepeque, voy alegre, llevo mi medicina y lo que más me gustó son los pastores que nos hablaron de la palabra de Dios”, se alegró.

Por su parte, el alcalde, José Eduardo Oseguera, agradeció el apoyo de la fundación que sin ningún interés llego a la “Ciudad de Los Pinares”, a ofrecer su conocimiento en materia de salud. “Cómo no agradecerles, cómo no decirles que estamos comprometidos con ellos, si una ayuda de esta magnitud con duración de dos días es carísima y mire las cosas que solo Dios puede hacer”, destacó. (REMB)