Elecciones quebró a mercaderes

Ahí está, es ella, la joven Isamar, atendiendo el negocio de su abuela, ubicado en uno de los mercados capitalinos. Su semblante la delata, las palabras sobran, la venta ha sido mala, se sonríe como por obligación al enterarse que la cámara de LA TRIBUNA la tiene en la mira.

Los mercados lucieron vacíos y es que la población se metió de lleno en el proceso electoral.
Los mercados lucieron vacíos y es que la población se metió de lleno en el proceso electoral.

Una bolsa de papas en mano, la primera venta del día, es decir 20 lempiras de ingreso a las 11:00 de la mañana, una entrada pésima según sus propias palabras, ¿Qué tal las ventas?, se le consulta.
“Más malas imposibles, ha sido un día malísimo, todo mundo se fue a votar y se olvidaron de comprar, en un domingo normal hubiésemos vendido muchísimo, pero no podemos quejarnos, los ciudadanos andan cumpliendo su deber”, comentó la fémina.
Y es que no hay necesidad de preguntar, basta simplemente con observar, el tránsito de vehículos es escaso, la circulación de personas es mínima, si se compara con días en los que no hay eventos especiales.
Los dueños de negocios en los mercados consideran que el proceso electoral les afectó las ventas.
Los dueños de negocios en los mercados consideran que el proceso electoral les afectó las ventas.

Los vendedores no lo esconden, los ingresos están muy por debajo de lo esperado, saben y entienden que el proceso electoral acapara la atención de la mayoría de la población, sabían que eso podía suceder, no obstante, llegaron a sus negocios con la ilusión de tener un buen día.
Algunos se levantaron temprano a votar, otros se mantuvieron el margen porque consideran que los políticos no les van a resolver la vida, hay distintos puntos de vista, pero en algo coinciden todos los locatarios de los mercados, las ventas han disminuido considerablemente.

Lourdes López
Lourdes López

Palmados
“Esto está palmado, la gente se vuelve loca con las elecciones, se les olvida que hay que llevar comida a casa y nosotros somos los paganos. Ni modo, hay que entender que son situaciones normales e intentar recuperarnos en otros días. Ojalá que esto no se haga costumbre y hoy las ventas sean muy buenas”.
Reventados“Pensé que iba ser un día bueno, pero estamos reventados, no he vendido nada y eso siempre es preocupante. Ojalá que esto cambie, que sea solo motivado por las elecciones, porque si se vuelve normal tendremos que cerrar los negocios y eso afecta a todos en el país”.
Óscar Mejía
Óscar Mejía

Pésimo
“Lejos de ayudarnos, el proceso electoral nos quiebra; hemos tenido un día pésimo, las ventas han sido muy bajas, nadie viene a comprar, no he vendido nada, normalmente cierro a las 5:00 de la tarde, pero en vez de perder el tiempo me iré temprano, no ha caído nada”.