Malvivientes ejecutan comerciante a balazos

Dos malvivientes liquidaron de tres disparos a una comerciante de verduras, en medio de los mercados de Comayagüela.

Wendy Marisela Cruz (23) recibió tres disparos en el pecho, que le infieron dos malvivientes en su puesto de verduras, en la primera avenida de Comayagüela.
Wendy Marisela Cruz (23) recibió tres disparos en el pecho, que le infieron dos malvivientes en su puesto de verduras, en la primera avenida de Comayagüela.

A eso de las 12:00 del mediodía, Wendy Marisela Cruz (23) se encontraba vendiendo verduras en un pequeño puesto, ubicado en la primera avenida de Comayagüela, contiguo al edificio donde quedaba el desaparecido supermercado Mirna.
Al lugar llegaron dos maleantes jóvenes, uno de ellos armado, quien sin mediar palabra le comenzó a disparar.
Cruz recibió tres impactos de bala, todos a la altura del pecho y corazón, mientras que otra vendedora resultó con un disparo en una de sus piernas.
Después de cometer el crimen, los malhechores huyeron del lugar, con rumbo a barrio El Pastel.
INTENTARON SALVARLA
A pesar del ataque, la vendedora quedó con vida, desangrándose por los balazos que le impactaron.
Dos familiares de Cruz, al verla malherida, la levantaron y se la llevaron del lugar, con la intención de salvarle la vida.
Los seres queridos de la víctima la ingresaron al Hospital Escuela, con la esperanza de salvarle la vida.
Los seres queridos de la víctima la ingresaron al Hospital Escuela, con la esperanza de salvarle la vida.

Al menos 200 metros corrieron con la muchacha en hombros, hasta que en el puente Carías un solidario conductor de un vehículo tipo “paila”, decidió auxiliarla y llevarlos al Hospital Escuela.
Lamentablemente, minutos después de haber sido ingresada al centro asistencial, la comerciante y madre de cuatro hijos expiró.
Al hospital llegó una patrulla policial y los agentes informaron que los autores del crimen son miembros de la banda de “Los Chirizos”, los cuales ya están identificados.
Luego se supo que los criminales residen en la colonia 14 de Febrero, contiguo al barrio Francisco Morazán y El Pastel.
Según algunas informaciones policiales, la fallecida residía en el barrio Bella Vista y de acuerdo con los policías, hace unos días tuvo un problema con otra comerciante de los mercados.
La otra mercadera, aparentemente tiene vínculos y parientes ligados a la pandilla de “Los Chirizos”.