Mueren 30 inmigrantes haitianos al naufragar embarcación en Bahamas

WASHINGTON (AFP). – Alrededor de 30 inmigrantes haitianos murieron después de que una embarcación sobrecargada naufragara cerca de Bahamas, mientras que otras 110 personas fueron rescatadas de las aguas, informaron ayer los guardacostas de Estados Unidos.

Unas 110 personas en una embarcación sobrecargada fueron rescatadas por personal de la Guardia Costera de Estados Unidos.
Unas 110 personas en una embarcación sobrecargada fueron rescatadas por personal de la Guardia Costera de Estados Unidos.

«Aproximadamente 30 inmigrantes haitianos son reportados muertos», señalaron los guardacostas en un comunicado, que cita información de las fuerzas de defensa de Bahamas.

Así, el balance de muertes se triplicó con respecto al lunes, al tiempo que los guardacostas difundían imágenes de los náufragos agarrados con dificultad de la embarcación volteada.

«Los migrantes se aferraban al casco de la embarcación de 40 pies (12 metros) cuando los equipos de rescate llegaron», informó el servicio de guardacostas.

Todos ellos fueron socorridos con vida, pero aún se desconoce cuántos pasajeros quedaban varados en las aguas, informó a la AFP el portavoz Mark Barney.

«Seguimos buscando», agregó.

El martes, los equipos de rescate afrontaban una fuerte tormenta, con vientos de 48 km/h, detalló.

La embarcación encalló y se hundió frente a la costa del cayo Staniel en el centro de las Bahamas el lunes por la noche, dijo.

Un helicóptero de la Guardia Costera MH-60 llevó a 13 personas a un lugar seguro y entregó una balsa de rescate. Un avión de reconocimiento HC-144 y otro de transporte C-130 les llevaron alimentos, suministros y ocho balsas de rescate adicionales.

La fuerza de Defensa de las Bahamas, que alertó a la Guardia Costera del accidente, también envió un barco patrulla para ayudar en el rescate.

Los intentos de viajes clandestinos de haitianos en embarcaciones precarias hacia Bahamas o Estados Unidos son frecuentes.

La mayoría de las veces salen del noroeste del país, una de las regiones más pobres del país, contó Stern Lolo, director de la Oficina Nacional de Migraciones de Haití (ONM).

«A menudo recibimos a refugiados rescatados en el mar y son repatriados por los guardacostas estadounidenses», explicó a la AFP.

«Entre 100 y 150 personas son recogidas en el mar cada mes mientras que cientos de ellas son a veces expulsadas por República Dominicana», con la que Haití comparte la isla La Hispaniola, subrayó.

Para disuadir a los inmigrantes de viajar clandestinamente, las autoridades haitianas, que carecen de medios para vigilar las ciudades costeras de las que zarpan las embarcaciones, «recurren a campañas de sensibilización a través de las radios», explicó el director de la ONM.

República Dominicana reforzó hace poco sus normas migratorias hacia los haitianos, tomando la controvertida resolución de negar la nacionalidad dominicana a descendientes de inmigrantes ilegales, la mayoría haitianos.

Más de 170,000 habitantes de Haití, el país más pobre del continente, todavía viven en tiendas de campaña y viviendas precarias mientras se acerca un aniversario más del sismo que asoló la isla en enero del 2010, debiendo afrontar a menudo huracanes y epidemias como el cólera.