Liquidan a otro camarógrafo

Con varios disparos en el cuerpo y la cabeza, agentes policiales hallaron el cadáver de un camarógrafo, en la colonia Los Pinos, al oriente de Tegucigalpa.
Carlos Mauricio Flores Zerón (21) expiró a las 9:30 de la noche, cuando transitaba en su motocicleta por la calle principal de la colonia en mención y sus restos mortales fueron encontrados la noche del miércoles anterior.

Los familiares del camarógrafo dijeron desconocer las causas y posibles victimarios de su ser querido.
Los familiares del camarógrafo dijeron desconocer las causas y posibles victimarios de su ser querido.

De acuerdo a informaciones preliminares, Flores Zerón fue atacado en dicha calle, recibiendo seis perforaciones de bala, por razones desconocidas. A un lado de la escena del crimen estaba tirada una motocicleta, supuestamente propiedad del fallecido.
La misma noche del crimen, al sector se hizo presente un equipo de la Dirección de Medicina Forense, para hacer el respectivo levantamiento del cadáver.
Al no portar documentos personales, el muchacho de tez trigueña fue ingresado como desconocido a la morgue del Ministerio Público.
Hoy por la mañana, a la morgue llegaron varios familiares del desdichado muchacho, quienes lo identificaron gracias a fotografías forenses.
Según los parientes, Flores Zerón estaba desempleado y el último trabajo que tuvo fue como camarógrafo de Canal 21, hace dos meses.
Los dolientes dijeron no saber qué andaba haciendo el joven en la zona de Los Pinos, ya que él residía en la Residencial Centroamérica, ubicada al otro extremo de la capital.
Las primeras hipótesis manejadas por la Policía indican que el muchacho llegó a esa colonia para ver o visitar a alguna persona conocida.
Sin embargo, fue atacado por los criminales, quienes le dispararon a quemarropa y cuando iba en la motocicleta.
Flores Zerón era originario de Tegucigalpa y pese a que tenía una relación conyugal con una mujer, no deja hijos.
Con el fallecimiento del camarógrafo, ya son dos los hombres ultimados casi de la misma forma, ya que el 25 de octubre pasado otro muchacho fue tiroteado en la colonia Altos de la Independencia.
En esa ocasión, unos criminales liquidaron de varios disparos a Manuel de Jesús Murillo, quien residía en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.
Murillo, en vida, laboró como camarógrafo en varios canales de televisión, y según sus familiares, era un obcecado seguidor del Partido Libertad y Refundación (Libre).