Estados Unidos comienza la temporada de compras navideñas, la más importante del año para los comercios, con Viernes Negro.