Viaja desde Olancho solo para morir a balazos

Un joven que se encontraba de visita en la capital pereció el viernes anterior por la noche, después de ser atacado a disparos cuando viajaba por el anillo periférico, cerca de la colonia Arturo Quezada de Comayagüela.
José Rolando Murillo Lanza (28) expiró a las 9:30 de la noche, tras ser atacado a balazos, cuando se conducía en su automóvil por el suroeste de la capital.
Según los familiares, Murillo Lanza había viajado esta semana desde San Esteban, departamento de Olancho, hasta la capital para visitar a su madre que está convaleciente en Hospital Escuela de Tegucigalpa.
El muchacho, después de visitar a su progenitora, se dirigía a dormir a una vivienda en la colonia antes mencionada y en pleno bulevar fue atacado a disparos por unos desconocidos.
Murillo se trasladaba en un carro turismo y fue tiroteado por los ocupantes de un vehículo pick up, tipo Frontier, color negro.
En el ataque, Murillo Lanza recibió dos impactos de bala, uno en la frente y el otro cerca del abdomen.
Tras quedar herido de gravedad, la víctima fue llevada de emergencia al Hospital Escuela, lugar donde falleció a eso de las 10:00 de la noche.
Según algunas investigaciones de la Policía, los desconocidos habrían matado a Murillo Lanza porque le querían robar el automóvil en el que se trasladaba.
De acuerdo con los dolientes, el desafortunado hombre había viajado esta semana, desde la aldea Las Aguas, del municipio de San Esteban a Tegucigalpa.