$400 millones traen colombianos para rescatar a la estatal eléctrica

Representantes de la Unión de Trabajadores de la Industria Energética Nacional (UTEN)  de Colombia llegarán esta semana al país a depositar una garantía por 400 millones de dólares para el rescate de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), anunció el sindicato de la estatal eléctrica.

Los sindicalistas esperan que la problemática de la ENEE sea tomada como un problema de país y no de partidos políticos o de grupos económicos.
Los sindicalistas esperan que la problemática de la ENEE sea tomada como un problema de país y no de partidos políticos o de grupos económicos.

Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), informó que “el 3 de diciembre llega una comisión de compañeros de la UTEN de Colombia para presentar una carta de garantía al gobierno en el marco de la propuesta de distribución”.
De igual manera, el STENEE y la UTEN se reunirán para afinar detalles de la sociedad que han conformado con miras a poner el 49 por ciento de las inversiones que sirvan para eficientar la distribución, transmisión y alumbrado público de la ENEE.
Las gestiones de rescate son realizadas por la Comisión para las Alianzas Público-Privadas (Coalianza) y para ello se han creado tres fideicomisos que han sido dados a igual número de bancos, de los cuales, solo uno falta que haga un aporte por 100 millones de dólares.
Por otra parte, el STENEE busca que otros entes financieros entren en este paquete de rescate, tales como el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp).
También estarían incluyendo al Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema) en el paquete de inversiones. “Como trabajadores tenemos esa puerta abierta para que ellos aparezcan en ese bolsón de inversiones del 49 por ciento de cada uno de los fideicomisos”, agregó el sindicalista.
Los montos de los entes estarían siendo pagados con la recuperación de las pérdidas técnicas de la estatal eléctrica, que superan el 29 por ciento de los ingresos totales.
Por su lado, el STENEE aportará  300 millones de lempiras del fondo de pensiones que serán invertidos en la distribución de energía.
“La idea es hacer un bolsón que complete el 49 por ciento de inversiones de cada uno de los fideicomisos conforme al proyecto que determine el comité técnico”, dijo Aguilar.
La ENEE es una de seis empresas, que a comienzos de este año fueron declaradas en quiebra al arrastrar déficits presupuestarios por arriba de los 8,000 millones de lempiras, por lo que el Poder Legislativo les pidió un proyecto de rescate como requisito para asignarles fondos estatales. (JB)