Protestas en México en primer año de gobierno de Peña Nieto

MÉXICO (AFP). – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, defendió la gestión de su primer año de gobierno, que se cumplió este domingo, y destacó su impulso a un paquete de reformas estructurales contra las cuales se manifestaron decenas de miles de personas en la capital.

Disturbios, críticas de la izquierda y el compromiso del gobierno de profundizar las "reformas transformadoras" en primer aniversario del gobierno de Peña Nieto.
Disturbios, críticas de la izquierda y el compromiso del gobierno de profundizar las «reformas transformadoras» en primer aniversario del gobierno de Peña Nieto.

«El gobierno ha hecho de la aprobación de las reformas la máxima prioridad en este primer año de gestión», dijo Peña Nieto durante su discurso en una entrega de premios deportivos, en el que no se refirió a la situación de seguridad en el país.

Peña Nieto, que devolvió el poder al anteriormente hegemónico PRI (Partido Revolucionario Institucional) tras 12 años en la oposición, firmó al día siguiente de su toma de posesión un acuerdo con los principales partidos de oposición de izquierda y derecha para consensuar una serie de reformas estructurales.

En el marco del llamado Pacto por México, han sido ya aprobadas cuatro reformas y pronto se discutirá una iniciativa de cambio constitucional en materia energética, la más polémica de todo el paquete puesto que propone una mayor apertura del estatal sector petrolero a la inversión privada.

Estas reformas «son la base para que México logre un crecimiento económico más acelerado, sostenible y sustentable durante los siguientes años y décadas», defendió el presidente, cuyo mandato concluye en 2018.

No obstante, estas leyes han generado fuertes resistencias en varios sectores sociales y de la izquierda mexicana. El PRD (Partido de la Revolución Democrática) anunció esta semana su separación del Pacto por México si el gobierno no modifica sustancialmente su iniciativa de reforma energética, ya que se opone a cualquier cambio en la Constitución respecto al petróleo, y de otro proyecto de reforma política en discusión en el Congreso.

Unos 40,000 manifestantes contra las reformas.

Para protestar contra este primer año de Peña Nieto, maestros, sindicalistas y decenas de encapuchados que se autodenominan anarquistas se manifestaron por la capital hasta llegar a la central plaza del Zócalo, donde se unieron a una concentración convocada por el dos veces candidato presidencial de izquierda Andrés Manuel López Obrador contra la reforma energética.

«Estamos aquí para evitar un gran atraco», expresó López Obrador, quien quedó en segunda posición en las elecciones presidenciales del 2012 por el PRD pero hoy está fuera de esa formación.