Éxodo de capitalinos a municipios vecinos

La delincuencia, el tráfico vehicular, la contaminación y el anhelo de gozar de una mejor calidad de vida, entre otros aspectos, cada día motivan a más capitalinos a abandonar Tegucigalpa para residir en los municipios vecinos.

En el municipio de Santa Lucía radican 1,573 capitalinos que decidieron huir del caos y la delincuencia que los inmigrantes desempleados han generado en la capital.
En el municipio de Santa Lucía radican 1,573 capitalinos que decidieron huir del caos y la delincuencia que los inmigrantes desempleados han generado en la capital.

Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que, después del Distrito Central, los municipios del departamento de Francisco Morazán con menores índices de pobreza son Santa Lucía, Valle de Ángeles, Santa Ana, San Ignacio y San Antonio de Oriente. Estas zonas, ubicadas a una distancia de 12 a 28 kilómetros de la capital, son precisamente los principales destinos a los cuales emigran los tegucigalpenses en los últimos años.

PRINCIPALES DESTINOS

Actualmente, los capitalinos conforman entre el 74 y el 77 por ciento de la población inmigrante en los municipios de Santa Lucía, Valle de Ángeles y Santa Ana, según reflejan interesantes diagnósticos sociodemográficos realizados por profesionales de la Maestría en Demografía Social de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).
En estos tres municipios residen más de 4,500 pobladores originarios de Tegucigalpa, según reflejan los diagnósticos, elaborados por Marysabel Zelaya, Miguel Figueroa y Gladys Menjívar.

El pueblo turístico de Valle de Ángeles posee 2,124 habitantes originarios de la capital, siendo el municipio de Francisco Morazán con mayor número de tegucigalpenses.
El pueblo turístico de Valle de Ángeles posee 2,124 habitantes originarios de la capital, siendo el municipio de Francisco Morazán con mayor número de tegucigalpenses.

Para el caso, en Santa Lucía hay 1,573 habitantes capitalinos que conforman el 77.43 por ciento de la población no nativa de ese municipio.
En Valle de Ángeles hay 2,124 tegucigalpenses que representan el 75.78 por ciento de un total de 4,034 inmigrantes de ese municipio. De igual manera, en Santa Ana residen 825 capitalinos, que conforman el 74.14 por ciento de un total de 1,466 inmigrantes.
La migración de capitalinos a estos tres municipios ha motivado a los inversionistas de bienes inmuebles a crear cada vez más proyectos habitacionales en estos lugares que ofrecen un ambiente natural, exclusivo y seguro.

UN VALLE ATRACTIVO

En Santa Ana viven 825 capitalinos que abandonaros su ciudad natal en busca de aire puro y un poco de paz.
En Santa Ana viven 825 capitalinos que abandonaros su ciudad natal en busca de aire puro y un poco de paz.

Otra zona donde suelen emigrar los capitalinos, aunque en una menor proporción, es el valle del Zamorano, en el municipio de San Antonio de Oriente.
El documento Evaluación del Avance Urbano en el Valle del Yeguare, entre los años 2006 y 2010, indica que durante dicho período el número de viviendas en el sector se incrementó en un 35 por ciento.
La investigación, publicada por la Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano, apunta que dicho fenómeno se debió principalmente a la migración de capitalinos hacia esa zona.
Los autores, María Belén Naranjo, Andrea Caballero y Luis Sanders, explican que “…hay un flujo de migración desde Tegucigalpa, esta población es aún relativamente pequeña y el uso de sus viviendas es mayormente por fines recreativos”.

Realizar el “sueño capitalino” continúa motivando a pobladores de zonas rurales a invadir Tegucigalpa y a deforestar sus montañas para empotrar sus casas de madera.
Realizar el “sueño capitalino” continúa motivando a pobladores de zonas rurales a invadir Tegucigalpa y a deforestar sus montañas para empotrar sus casas de madera.

Sin embargo, agregan que “hay una tendencia a que cada vez más este grupo utilice sus viviendas en una forma permanente”.
El estudio indica que las actividades agropecuarias extensivas tienden a desaparecer debido al incremento del costo de los terrenos en este sector, conocido como El Zamorano.
“Se observó que durante los últimos cuatro años hubo un cambio del uso de la tierra destinada a las actividades agrícolas con fines urbanos, generando nuevas alternativas comerciales y a la vez mayores fuentes de ingresos que mejoran la calidad de vida en la región”, señala la investigación.

MIGRACIÓN INTERNA

De acuerdo a investigaciones del INE, a nivel nacional hay 1,391,950 hondureños que actualmente viven en un municipio distinto al que nació.

El valle de El Zamorano es otro de los lugares donde suelen emigrar los capitalinos, auque en un menor porcentaje.
El valle de El Zamorano es otro de los lugares donde suelen emigrar los capitalinos, auque en un menor porcentaje.

Sin embargo, el flujo de capitalinos hacia otros municipios aún no es de gran magnitud, pues la típica migración continúa siendo la del campo hacia la capital.
El estudio Migración Interna Intermunicipal de Honduras, del investigador de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Manuel Antonio Flores Fonseca, indica que entre 1996 y el 2001 emigraron de la capital más de 70 mil habitantes.
Sin embargo, en ese mismo período llegaron a Tegucigalpa 210,000 inmigrantes, que en ese entonces representaban el 25.45 por ciento de la población.
Entre más inmigrantes recibe Tegucigalpa, más desempleo, vulnerabilidad habitacional y delincuencia se generan. Estos factores cada día ahuyentan a más capitalinos que han decidido radicar en municipios vecinos y conducir hasta más de 30 kilómetros a diario, con tal de escapar del caos de su ciudad natal, esa linda Tegucigalpa que por ser de todos ahora ya no es de nadie. (CF)