Honduras tiene mayor déficit fiscal en el istmo

Honduras registró el mayor déficit fiscal en el primer semestre del 2013, con 2.8 % del Producto Interno Bruto (PIB), Costa Rica con 2.3 %, El Salvador con 1.1 % y Guatemala con 0.5 %, según un Análisis de la Coyuntura del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi),

Los ingresos de países centroamericanos cayeron un 0,3 % y sus egresos subieron el 1,1 %.
Los ingresos de países centroamericanos cayeron un 0,3 % y sus egresos subieron el 1,1 %.

El director del Icefi, Jonathan Menkos, reveló que El Salvador presenta un deterioro fiscal grande y el menor crecimiento económico, Guatemala tiene la carga tributaria más baja y Panamá cuenta con una economía que crece mucho y distribuye «muy poco».
Nicaragua registró un superávit fiscal en el primer semestre de 2013 cercano al 0,8 % del PIB, pero inferior al 1,1 % que sumó en el mismo periodo de 2012.
En los últimos años Nicaragua ha logrado abrir mercados, pero tiene retos de mejorar sus instituciones democráticas.
La región se acerca al momento de buscar pactos fiscales que solo se pueden lograr con la inclusión de los ciudadanos porque cuando los han impulsado los grupos de elite han resultado en fracaso, opinó Menkos.
El economista calificó como un denominador común de la región «la necesidad de mayor transparencia en los sistemas tributarios» para generar confianza en la población antes de proponer reformas fiscales.
Esta transparencia debe ir dirigida a construir sistemas para que la gente comprenda la información tributaria, con rendición de cuentas sobre la inversión del dinero y con una participación ciudadana más activa en las discusiones de reformas.
ALERTA AMARILLA
Otro punto en el que Centroamérica debe trabajar, según Menkos, es en el combate a la corrupción e impunidad, pues estos fenómenos socavan la institucionalidad, afectan la economía, la distribución de los ingresos, los servicios públicos y la legitimidad del sistema político.
La deuda en la mayoría de los países de Centroamérica está alcanzando niveles de alerta en un escenario de desaceleración económica que continuará al menos en 2014, de sistemas fiscales poco transparentes y de déficit al alza, según reveló el mismo análisis del Icefi.
Panamá y Nicaragua tienen niveles «sostenibles» de deuda pública, mientras El Salvador, Honduras y Costa Rica se encuentran en una «alerta amarilla».
Los datos del informe señalan que el país con la mayor deuda es El Salvador, pues en 2011 alcanzaba el 50 % del producto interno bruto, en 2012 se incrementó al 52 % y se prevé que para 2013 llegue alrededor del 54 %.
Le siguen Costa Rica, cuya deuda pasó de 34 % en 2011 a cerca del 39 % en 2013; Honduras, donde se movió del 32 % al 38 % en ese mismo periodo, y Guatemala, donde se ha mantenido estable en cerca del 25 %.
La deuda de Panamá se ha reducido en los últimos tres años del 39 % del PIB al 37 %, mientras Nicaragua la bajó de un 53 % hasta un 42 % entre 2011 y 2013.