El gobierno de Estados Unidos, elude acusación sobre fabricación de calumnias contra Siria.