“Cero goles” pide “Pepe” para próximo gobierno

El Presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, prohibió ayer a sus ministros que realicen licitaciones, contrataciones de personal, compra de bienes y servicios a través de un decreto denominado “Decreto Ejecutivo de Instrucción, en Materia de Contrataciones a todas las Dependencias de la Administración Pública Centralizada y Descentralizada”.

En el penúltimo Consejo de Ministros fue aprobado el decreto temporal que prohíbe a los funcionarios celebrar contratos, hacer licitaciones y otras acciones que dejen “amarrado” al nuevo gobierno.
En el penúltimo Consejo de Ministros fue aprobado el decreto temporal que prohíbe a los funcionarios celebrar contratos, hacer licitaciones y otras acciones que dejen “amarrado” al nuevo gobierno.

Documento que es parte del proceso de transición que fue instalado en el marco de la asunción de un nuevo presidente al gobierno y que fue firmado en el penúltimo Consejo de Ministros del gobierno del Presidente Lobo Sosa.
Luego de ser discutido y aprobado, los ministros se comprometieron a través de su firma de acatar la disposición.
“El decreto busca, que por ejemplo en el Seguro Social que se hablaba de una licitación de medicamentos, hablé con el doctor Zelaya y me dijo las bases, pero un momento, las bases ya es complicado porque están definiendo un mecanismo cómo se va hacer, y el decreto lo que permite es que evitemos una serie de acciones que nos distraigan de una transición ordenada, nada cuesta ponerse de acuerdo con el proceso y que lo que se está haciendo vaya acorde con lo que se va a ejecutar y evitar cualquier situación”.
El mandatario dijo que “el Presidente tiene su potestad hasta el 27 de enero, lo que les pedimos es que coordinen eso, y yo autorizo una vez que sea concertado, no tiene dedicatoria para nadie, simplemente es en general porque  a veces hay funcionarios intermedios que pueden hacer eso y para evitar que estén peleando ustedes”.
La semana anterior, el mandatario había anunciado que como parte de la transición gubernamental se prohibía celebrar cualquier acto que dejara “amarrado” al siguiente gobierno, pero ayer lo plasmó a través de un decreto que es de ejecución inmediata y temporal, es decir mientras concluya el presente gobierno.
“No se hagan los difíciles con la comisión de transición”, dijo la semana anterior el mandatario, que también solicitó a sus funcionarios que cooperen con el proceso de transición y hasta les ha dicho tajantemente que el gobernante electo llevará su propio equipo de trabajo y que no estén esperanzados con quedarse. (NJA)