Eduardo Andonie y Maffio juntos en Teletón 2013

Fiel a su compromiso de ayudar a quienes más lo necesitan, el cantante y actor hondureño Eduardo Andonie, regresa a tierras hondureñas para compartir su nueva producción musical  con la colaboración con el dominicano Maffio, uno de los artistas más importantes e influyentes de la música urbana a nivel mundial.
andonie-(18)Poseedores de una gran calidad humana y creatividad interpretativa impresionante, los jóvenes deleitarán al público con el pegajoso tema musical “Baila, Baila”, días después del rodaje de su video en los escenarios tropicales de Cayos Cochinos con la idea de promover la belleza natural de Honduras a nivel internacional.
La presentación será este sábado a las 3:00 de la mañana y promete ser un gran espectáculo cargado de una fusión de contagiantes ritmos de merengue electrónico que estremecerán el tablado del Teatro Nacional Manuel Bonilla.
Fama, humildad y filantropía
Eduardo y Maffio, son artistas muy similares. La filantropía siempre ha estado presente en sus carreras a pesar del nivel de fama que han alcanzado gracias a su perseverancia.
Talentosos sin duda, pero con una sencillez realmente admirable, los chicos concedieron una entrevista a este rotativo para dar a conocer al público un poco de la personalidad que muy pocas veces es reflejada en el escenario.
ENTREVISTA
Maffio: “no hay galardones ni premios que superen el amor de un público”
Excéntrico, versátil, creativo y atrevido en cuanto a la música se refiere, son algunas de las cualidades que definen a Maffio, uno de los más representativos y respetados artistas de la música urbana a nivel mundial.
Sus orígenes son muy humildes. Nació en uno de los barrios marginados de República Dominicana, llamado las Cañitas. “Mi familia era muy pobre, algunas veces no teníamos que comer e incluso en ocasiones hasta me vi obligado a cepillar mis dientes con jabón”.
Confesó que debido a su condición, recibió varias ofertas para pertenecer a grupos vandálicos, sin embargo decidió darle un giro distinto a su vida, refugiándose desde muy temprana edad en la industria de la música.
Su humildad y perseverancia le han permitido consolidarse en una industria tan competitiva como la musical, ganándose el cariño y la admiración de sus miles de fans a nivel mundial. El también llamado “Rey del Merengue Electrónico”, tiene los pies bien puestos sobre la tierra y afirma que “no hay galardones ni premios que superen el amor de un público”.
Con principios morales bien definidos,  en el campo personal siempre se ha identificado socialmente con los pacientitos del Miami Children Hospital, y este año, Honduras no será la excepción, pues se sumará a la constelación de estrellas que participarán en la gran obra solidaria de Teletón 2013.
Eduardo Adonie:  “No busco la fama, sino la felicidad de los demás”
Este carismático joven ha demostrado su gran compromiso social con los infantes de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, entidad de la cual es embajador desde hace algún tiempo.
Realizó sus estudios en la Escuela Nacional de Música y entre sus éxitos internacionales destaca su reciente participación en las telenovelas Pasión prohibida y Marido en alquiler.
Afirma ser “una persona que me exijo mucho, y siempre que me propongo algo lo logro como sea y pueda. Tengo el apoyo de mi familia y amigos pero jamás nadie me ha regalado nada”.
Crecer más es su misión. Tiene su autoestima y valor como persona muy claro, “creo en mi mismo y todo lo que he logrado no lo voy a perder así de fácil. Me encanta hacer sentir bien a las personas que me rodean y que mejor de llevar mensajes de esperanza a través de mi música”, explicó.
Con una alegría contagiante, dijo que no busca la fama, “sino la felicidad de los demás”. Su principal motivación, es apoyar y establecer fuertes lazos solidarios con quienes más lo necesitan, con el fin de incitar a otras personas a aportar su granito de arena con las diversas causas sociales.
A lo largo de su carrera ha pasado momentos difíciles, “sin embargo la música me da mucha satisfacción en momentos tristes. Siempre trato de contagiar de positivismo a la gente que disfruta de mi música y más que un cantante, lo que más me interesa es  “ser una estrella de esperanza para el mundo” concluyó.