Jóvenes protagonizan obras contra violencia

Alrededor de 35 jóvenes, integrantes del Consejo Juvenil de Pobladores de Honduras (Conjuph), escenificaron este viernes, en el parque central de Tegucigalpa, y la Plaza La Merced de Tegucigalpa, una obra de teatro y un “flashmob”, respectivamente, para reivindicar los derechos de los jóvenes y un llamado a desterrar la delincuencia, la desigualdad, la intolerancia, la violencia y resaltando las acciones positivas.

En la obra de teatro y el “flashmob”, los jóvenes y jovencitas cargaron ataúdes para alertar contra las muertes violentas que flagelan al pueblo.
En la obra de teatro y el “flashmob”, los jóvenes y jovencitas cargaron ataúdes para alertar contra las muertes violentas que flagelan al pueblo.

El Conjuph nació a lo interno del Consejo Nacional de Pobladores de Honduras (Conaph) y en la organización hay aproximadamente 300 jóvenes, distribuidos en las colonias del sector de El Carrizal, en Comayagüela.
Igual que en la obra de teatro, durante el “flashmob”, que es una multitud instantánea como una acción organizada, los jóvenes y muchachas aprovecharon el viernes 13, un día temido socialmente porque ocurren muchas muertes, para reivindicar los derechos de los jóvenes y sepultar la delincuencia, la desigualdad, la intolerancia, la violencia y resaltar las cosas positivas, con soluciones para evitar estos flagelos en el país.
Hubo dos grupos de “zombies” que representaron a las personas muertas y portaron carteles con mensajes como “el miedo me hizo callar”, y luego otro grupo representó un asesinato, algo que desgraciadamente ocurre cada día.
Fuera de los féretros se podía leer: “la próxima víctima podrías ser…”, y cuando se abría el ataud dentro había un espejo donde se miraba la imagen de cada persona, porque así se sienten los jóvenes en riesgo de que en cualquier momento pueden morir.