Un éxito 100 por ciento catracho

REAL-SOCIEDAD No cabe duda que los dirigentes del Real Sociedad explotan el nacionalismo puro catracho, al llegar a conformar un equipo completamente nacional, donde desde el presidente hasta los utileros son cien por ciento hondureños.

Los futbolistas catrachos son el pilar que sostiene esta institución, por lo que solamente ha tenido, tiene y tendrá única y exclusivamente jugadores hondureños entre sus filas, palabras del presidente de esta institución, Ricardo Elencoff.

El mismo Elenkoff confesó en su momento que el no tener a jugadores extranjeros en su plantel no era por falta de presupuesto, sino que se debía a que la gente de Tocoa y sus alrededores prefería ver a los suyos jugando tal y como lo hicieron cuando lograron el ascenso en junio del año 2012.

Incluso el técnico Héctor Castellón, dijo en antes de la final que era un “equipo campesino”, ya que la mayoría de sus dirigidos, después de los entrenamientos se dedican al cultivo de la palma africana.

Castellón confesó que el éxito de un buen equipo de fútbol no solo se sustenta en aspectos tácticos o físicos sino que también la parte emocional que juega un papel muy importante, por no decir decisiva a la hora de conseguirlos grandes objetivos que se habían marcado en la temporada.

En casi más de un año de ser uno de los inquilinos de lujo de la Liga Nacional, los “aceiteros” como se hacen llamar en Tocoa han logrado lo que pocos equipos que ascienden en Honduras han hecho, disputar dos finales y consecutivos.

Y aunque no soy xenófobo, porque muchos extranjeros han destacado en varios equipos del país y han adoptado este terruño patrio como suyo, los hondureños del Real Sociedad han hecho la diferencia.

@marcialxatruch