Extorsionadores también están cobrando aguinaldo

Las bandas de extorsionadores que operan en los mercados de la capital también aprovechan la temporada de Navidad y Año Nuevo para cobrarles el aguinaldo a los comerciantes, ya que los obligan a pagar una cuota adicional a la regular.

Debido a que las ventas en Navidad se incrementan, los mareros les están sacando el aguinaldo a los vendedores en Comayagüela.
Debido a que las ventas en Navidad se incrementan, los mareros les están sacando el aguinaldo a los vendedores en Comayagüela.

En medio de la “molotera” de gente se cuelan los cobradores de “la renta”, quienes tienen identificados a cada uno de los comerciantes, qué tipo de puesto ocupan y de acuerdo a esa información hacen el cobro.
Los pagos van de acuerdo a la capacidad de las personas, quienes tienen pequeños puestos pagan 100 lempiras semanales, 300 los que están más surtidos y 500 los negocios fuertes, el pago debe ser puntual de lo contrario el peligro es perder la mercadería y en el peor de los casos la vida.
Una mujer joven, susurrando, comentó a LA TRIBUNA que, “en este mes los mareros nos están cobrando doble impuesto de guerra, dicen que quieren su aguinaldo, pero qué vamos a hacer tenemos que pagar”.
Hablar del tema es peligroso, aseguran los comerciantes y hasta los directivos de las organizaciones de locatarios no se refieren al asunto, debido a que temen por sus vidas, porque las personas que se dedican a esa actividad ilícita no perdonan.
Según las organizaciones financieras unos 15,000 millones de lempiras se moverán en el país durante este mes por el pago del decimotercer mes de salario entre las empresas públicas y privadas.
La mayoría de este dinero va a parar a los mercados capitalinos, donde se vende ropa, zapatos, comida, abarrotería y todo lo que las familias necesitan para las tradicionales celebraciones navideñas.
NO LOS DETECTAN
Las bandas de extorsionadores siguen manteniendo atemorizados a los comerciantes.
Las bandas de extorsionadores siguen manteniendo atemorizados a los comerciantes.

Los comerciantes aseguran que las bandas criminales están bien organizadas y debido a la cantidad de dinero que recolectan se pelean el territorio entre ellas, “Los Chirizos” y la “MS 13”, que son las más fuertes de la zona.
También surgió otro grupo criminal denominado “El combo de los que no se dejan”, quienes también están cobrando el mal llamado impuesto de guerra a los locatarios de los distintos mercados de la ciudad.
“Nosotros ya sabemos que tenemos que pagar a los que nos vienen cobrar la renta, ellos solo nos dicen que vienen por la cuota o con una seña uno ya sabe que tiene que soltar el dinero, de lo contrario lo pelan”, mencionó un comerciante.
El hombre aseguró que este mes tiene que darles 600 lempiras por su puesto, debido a que los antisociale les dijeron que tiene que pagar el aguinaldo y no hay excusa porque las ventas mejoran en estos días.
Como la zona es una locura nadie se percata de quiénes son los delincuentes, de repente llegan, se les entrega el dinero y como nada se marchan y andan de puesto en puesto sin que nadie los toque.
La aglomeración de personas en los mercados capitalinos hace que los delincuentes operen con más facilidad.
La aglomeración de personas en los mercados capitalinos hace que los delincuentes operen con más facilidad.

Algunos comerciantes aseguran que están acostumbrados a ese tipo de acciones, ya que como alternativa los malvivientes les ofrecen seguridad, es decir evitar que los asalten, protegerlos de otros extorsionadores y eliminar a los rateros para que no les ahuyenten los clientes.
“Aquí pagamos la renta para que los mareros no se metan a rollos con uno, porque si los denunciamos con la Policía averiguan quién fue y lo matan”, expresó otro de los buhoneros.
PIDEN SOLUCIÓN
Las más atemorizadas son las mujeres vendedoras, quienes aterrorizadas por las amenazas de los antisociales hasta dejan de comer por tener listo el dinero, porque les interesa más proteger a su familia.
“Me he cambiado de puesto y siempre llegan a donde esté a cobrarme la cuota, uno no se les puede escapar y el problema es cuando uno no tiene para pagar, pasamos preocupadas”, comentó una de las vendedoras ambulantes.
Los trabajadores de la economía informal quieren que las autoridades busquen una solución al problema, que no es nuevo porque todo mundo conoce a los extorsionadores, los han visto cuando andan cobrando y no les hacen nada.
A pesar de la seguridad que brinda la Policía, los comerciantes no se explican por qué no capturan a los delincuentes.
A pesar de la seguridad que brinda la Policía, los comerciantes no se explican por qué no capturan a los delincuentes.

No se explican cómo habiendo cámaras de vigilancia y operaciones encubiertas no se ha podido desarticular a estos criminales que viven del sacrificio que ellos hacen con su trabajo.
Una señora que vende zapatos indicó que “uno trabaja con miedo a que lo vayan a matar, pero esta es nuestra forma de vida, de aquí mantenemos a nuestra familia”, indicó.
Donde los extorsionadores todavía no se han logrado meter es en el mercado San Isidro, ya que los locatarios han contratado personal para dar seguridad y eso evita que haya delincuencia, mencionó un mercader.
Se estima que los antisociales tienen ganancias que superan los dos millones de lempiras a la semana, ya que en la zona operan un mínimo de ocho mil vendedores que al multiplicarlo por los 300 lempiras suma la millonaria cantidad.
ESTÁN TRABAJANDO
El vocero de la Policía Nacional, Julián Hernández, aseguró que en este momento loa Policía está trabajando mediante el programa Navidad Segura, que comprende operativos en los bancos, cooperativas y zonas comerciales.
Los locatarios creen que las cámaras de seguridad no funcionan, debido a que ahí hay muchos registros de los extorsionadores.
Los locatarios creen que las cámaras de seguridad no funcionan, debido a que ahí hay muchos registros de los extorsionadores.

Para evitar delitos como asaltos, robo a mano armada y prevenir que se vaya a registrar una muerte se le está dando prioridad a las zonas donde hay más denuncias, para atender la demanda de la población.
Indicó que las acciones delictivas se incrementan en los mercados porque son lugares donde la gente busca encontrar lo más económico, de acuerdo a su bolsillo, y entre ellos se filtran los delincuentes sabiendo que es una zona donde se mueven millonarias cantidades de dinero.
DENUNCIAS
Hernández destacó que la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) ha tenido resultados extraordinarios, ya que se han detenido alrededor de 300 personas y 25 bandas dedicadas a ese delito.
“Nuestro eslogan es, yo no pago, yo denuncio”, y lo primero que debe hacer el comerciante cuando está en una situación de estas es llamar a la Fuerza Nacional Antiextorsión, recomendó.
El portavoz policial aseguró que los resultados que han obtenido son gracias a la denuncia y se le ha dado captura a grupos que tenían atemorizados a varias zonas comerciales, como los del “Combo que no se dejan” y de “Los Chirizos”, decomisándoles droga y armas.
Algunos comerciantes ya se acostumbraron a estar pagando con tal de preservar sus vidas y el trabajo.
Algunos comerciantes ya se acostumbraron a estar pagando con tal de preservar sus vidas y el trabajo.

El comisionado aseguró que esos grupos son grandes y están conformados por una buena cantidad de personas que se dedican a actos al margen de la ley, amedrantando a los comerciantes y otras personas.
Recomendó a la gente llamar al número de emergencia 911 y la FNA ya que ahí el personal que trabaja está certificado, ya que se sometió a todas las pruebas de confianza.
Sobre las cámaras de seguridad, explicó que gracias a esos dispositivos varios delitos de esa zona han sido judicializados por los videos, que son piezas fundamentales para comprobar cualquier hecho irregular.